miércoles, 25 de febrero de 2015

Lasaña de carne y calabacín

Vuelvo de nuevo con un plato de cocina italiana. La lasaña clásica de carne siempre me ha resultado un poco pesada y por eso suelo poner algo de verdura para que sea más digestiva. En este caso he puesto calabacín, otras veces utilizo berenjenas o espinacas. Es un plato que da trabajo pero luego merece la pena.

Vamos con la receta...



Lasaña de carne y calabacín

Ingredientes:
  • 18 láminas de lasaña
  • 450 gr carne picada de ternera 
  • 1 vaso de salsa de tomate (si es casera mejor, aquí tenéis una receta)
  • 1 calabacín
  • 12 lonchas de queso havarti
Para la salsa bechamel:
  • 1/2 litro de leche (a temperatura ambiente)
  • 30 gr de harina
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 pizca de nuez moscada

Elaboración:

  1. Pelamos el calabacín y lo cortamos en rodajas. Ponemos una sartén al fuego con una pizca de aceite y doramos un poco el calabacín. Una vez hecho lo dejamos en un plato.
  2. En la misma sartén haremos la carne picada (La carne yo la suelo arreglar antes con huevo, ajo, perejil y pan rallado). Cuando lleva unos minutos y se va dorando añadiremos la salsa de tomate. (si es casera mejor).
  3. Las láminas de pasta hay que prepararlas. Yo uso de las precocidas que nada mas hay que sumergirlas en agua caliente durante 10 minutos. Si no son precocidas hay que cocerlas como habitualmente y con los tiempos que nos marque el fabricante. Una vez listas las pondremos en un paño limpio para que se sequen por ambas caras.
  4. Ahora preparamos la salsa bechamel: En una sartén a fuego medio echamos la mantequilla. Cuando se empieza a derretir echamos la harina y damos vueltas continuamente para que se fundan ambos ingredientes. Una vez que ya no se ve el color blanco de la harina es el momento de empezar a añadir leche. Y continuamente estaremos dando vueltas y añadiendo leche hasta llegar al punto de espesor que le queramos dar a la bechamel (cuánta más leche más líquida será la salsa) Para una lasaña no hace falta que la bechamel quede muy espesa. Salamos y echamos nuez moscada molida.
  5. Precalentamos el horno a 200º (con calor por arriba y abajo)
  6. Montaje de la lasaña: En el recipiente que usemos ponemos una capa de bechamel. Después ponemos las láminas de pasta. Sobre ellas echamos una capa de carne picada y otra de calabacín. Encima pondremos queso havarti. Ahora pondremos de nuevo laminas de pasta y haremos más capas de la misma manera hasta terminar con unas láminas de pasta arriba. Sobre ella echamos la salsa bechamel y queso rallado.
  7. Hornearemos durante unos 35 minutos a 200º. 




Aquí os dejo un enlace a otra lasaña pero solo de verduras.

Besos y buena semana!!!

lunes, 9 de febrero de 2015

Pasta rigatoni con crema de queso azul y nueces

Uno de mis platos preferidos sin duda alguna es la pasta italiana, es un tipo de comida muy cómoda, que se hace en poco tiempo y que admite muchos ingredientes. Creo que lo podría comer todos los días y no me cansaría nunca.

Siempre recuerdo el plato clásico de macarrones con chorizo, me transporta al pasado. Mi madre lo hacía muchas veces, era un plato que se hacía en todas las casas y que a los pequeños nos encantaba. Recuerdo que a veces la ayudaba o me dejaba al cargo mientras ella hacía otras cosas y yo en cada descuido macarrón "pa" dentro. Curioseando de este plato por internet parece ser que apareció en España tras la Guerra Civil y fue una manera de introducir la pasta en nuestra gastronomía, que hasta entonces no era utilizada. Hoy este plato ya pertenece a la cocina tradicional española. Seguro que muchos de vosotrxs tenéis recuerdos de este plato y de otros muchos.





He utilizado pasta rigatoni, una pasta seca con forma de macarrón pero estriado que hace que la salsa se impregne mejor. Pero se puede usar cualquier tipo de pasta, lo que se tenga por casa. Lo he combinado con otra de mis grandes pasiones, el queso. Así que con unos pocos eurillos podemos hacer esta rica receta.

Rigatoni con crema de queso azul y nueces

Ingredientes
(cantidades para dos personas)
  • 250 gr Rigatoni
  • 1/2 cebolla roja 
  • 100 gr queso azul (roquefort, gorgonzola, cabrales o stilton)
  • 150 gr nata líquida
  • 20 gr de nueces
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Perejil
Elaboración
  1. Ponemos una olla al fuego con agua y sal para cocer la pasta. Cuando entre en ebullición echaremos la pasta y lo dejamos a fuego medio durante el tiempo que marque de cocción. Remover frecuentemente para que no se pegue la pasta.
  2. Pelamos la cebolla y la troceamos muy pequeñita.
  3. En una sartén ponemos aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos la cebolla. La dejaremos haciéndose unos minutos a fuego bajo para que no se queme.
  4. Una vez que la cebolla está hecha  (irá transparentando) añadimos el queso azul desmigado y la nata líquida. Dejamos al fuego unos minutos hasta que se vaya deshaciendo el queso y la crema vaya espesando.
  5. Una vez que la pasta esté hecha la escurriremos y servimos en platos. Sobre ella echaremos la crema de queso, las nueces, un poco de pimienta negra molida y una pizca de perejil.
  6. Espolvoreamos con queso parmesano rallado y listo para tomar.


Para hacer esta pasta he utilizado el aceite de oliva virgen extra La Pontezuela, un aceite con sabor intenso, que como es tan rico es mucho mejor degustarlo en frío. Cuántos productos de calidad tenemos en España y tengo la sensación que cada vez se preparan y trabajan mejor.


Algunos trucos y consejos:
  • Poner bastante cantidad de agua (proporción 1 pasta X 3 de agua). Cocer el tiempo que marque el fabricante, al menos si os gusta la pasta al dente. Yo antes siempre andaba probando (y quemándome muchas veces claro...), pero ahora sigo el tiempo exactamente y no falla nunca.
  • Si vas con prisa puedes ahorrarte la cebolla y su sofrito, y entonces ya si que tardaras muy poco en hacerlo. Con la nata y el queso queda una crema rica.
  • Prueba a usar otros frutos secos, lo que tengas a mano, pistachos, avellanas...

Buon appetito y feliz semana!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...