lunes, 27 de abril de 2015

Ensalada de aguacate y fresas

Me gusta ir a los mercados, en Madrid tenemos muchos, pero algunos han sido renovados y creo que han perdido la esencia del mercado. El otro día visité e hice la compra en el Mercado de Antón Martín, este si que sigue siendo un mercado tradicional, con muchos puestos y con buenos precios. 

Allí compré los ingredientes de esta ensalada. Una de las cosas buenas que tiene este Mercado es que se mezclan las tiendas de toda la vida con otras internacionales. Hay una tienda de quesos y productos italianos, y allí pude comprar burrata, una crema de queso fresco italiano que está de morirse.





Cuando voy a mercados de este tipo me entra un poco de nostalgia, pues a veces los veo muy vacíos, nuestro estilo de vida parece que no favorece que sigan existiendo, al menos en las grandes ciudades. Pero es como ir perdiendo costumbres por este mundo de prisas en el que vivimos. Yo me he puesto como propósito ir una vez por semana. Además da gusto lo bien que te atienden, te asesoran sobre lo que compras...


Ensalada de aguacate y fresas

Ingredientes:
  • 1 aguacate grande
  • 200 gr de fresas o fresón
  • 1 saquito de burrata 
  • 1 puñado de nueces
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico de Modena
  • 1 cucharada grande de miel
  • 1 cucharada pequeña de mostaza de Dyjon
  • Sal
* Cantidades para dos personas

Elaboración:
  1. Lavamos las fresas, las secamos y cortamos el rabito y troceamos.
  2. Pelamos el aguacate y troceamos en un bol o ensaladera.
  3. Añadimos las fresas troceadas.
  4. Desmigamos el queso sobre la ensalada.
  5. Añadimos las nueces.
  6. Preparamos el aliño: batiremos en un recipiente el aceite de oliva con el vinagre, la miel y la mostaza.
  7. Salpimentamos la ensalada y echamos el aliño. Removemos bien y listo!



La burrata no es fácil de conseguir, la puedes sustituir por cualquier queso fresco que te guste: mozzarella, feta...


Mercado de Antón Martín
Calle Santa Isabel, 5 (Madrid)


lunes, 20 de abril de 2015

Magdalenas con chocolate blanco y mermelada de arándanos

Muchas teorías o filosofías orientales nos hablan de vivir el "aquí y el ahora", es decir, no estar pensando en el pasado ni preocupados por el futuro, sino viviendo el momento presente. Pues algo así se consigue con estas magdalenas, que cuando las sacas del horno te las quieres comer de un plumazo y no dejar nada para más tarde ni para nadie más :)).




Para hacer las magdalenas he seguido los mismos pasos que en estas magdalenas tradicionales y os aseguro que salen muy bien, con su copete y esponjosas.
Antes de empezar con la suculenta receta podemos preparar los siguientes utensilios para realizarla, qué cómo veis son muy pocos:
  • 2 boles o recipientes 
  • Varillas (si tienes varillas eléctricas mejora mucho)
  • Moldes para magdalenas de papel y/o silicona

Yo siempre recomiendo usar los moldes de silicona, unas flaneras metálicas o los moldes que venden para magdalenas o cupcakes. Pones el molde de papel dentro de cualquiera de estas tres opciones. Así se queda la forma mejor y no se desparraman en el horneado.




Magdalenas con chocolate blanco
 y  mermelada de arándanos


Ingredientes (Para 18 magdalenas aprox):
  • 210 gr. de harina de repostería
  • 150 gr de azúcar
  • 190 gr de aceite de girasol
  • 60 gr de leche
  • 3 huevos camperos
  • 10 gr de levadura para repostería
  • 1 pellizco de sal
  • 100 gr de chocolate blanco en pepitas o troceado
  • 18 cucharadas pequeñas de mermelada de arándanos (una por cada magdalena)

Elaboración:

  1. En un bol batimos los huevos con el azúcar. Lo haremos durante 10 minutos, la masa irá blanqueando y cogiendo volumen y cremosidad. 
  2. Añadiremos después los líquidos: el aceite de girasol y la leche. Lo batimos.
  3. Mezclamos por otro lado la harina con la levadura.
  4. Vamos tamizando la harina sobre el  primer bol. Añadimos también la sal. Vamos removiendo hasta tener todos los ingredientes mezclados.
  5. Ahora dejaremos esta masa en la nevera desde 2 horas hasta 24 horas antes de hornear. Esto hará que la magdalena tenga "copete", es decir, que suba bastante durante el horneado. Yo las tuve toda una noche.
  6. Cuando ya nos dispongamos a hornear las magdalenas precalentamos el horno a 200º, con calor por arriba y por abajo.
  7. Sacamos el recipiente de la nevera y añadimos el chocolate blanco troceado o en gotas o perlas si lo tenéis así. Lo mezclamos.
  8. Rellenamos los moldes de las magdalenas. Llenamos cada molde unas 3/4 de su capacidad. Por encima de cada magdalena pondremos una cucharada de mermelada de arándanos. Y removemos un poco nada más.
  9. Bajamos la temperatura del horno a 180º y metemos las magdalenas al horno durante unos 16 minutos. Es importante no abrir el horno durante el proceso para que no se rompa la magdalena y se hornee bien por dentro.

viernes, 10 de abril de 2015

Ensalada templada de pasta con sardinas y aguacate

Esta ensalada es ideal para esos días de prisas y falta de tiempo y que no queremos recurrir al "fast food". Bueno o para esos días que no tenemos ganas de cocinar simplemente. Es una receta que aporta mucha energía pero muy sana a la vez. Al llevar aguacate hay que consumirla en el momento pues sino se va oxidando y adquiriendo un color nada apetecible. Si te la quieres lleva en el tupper a la oficina pues deja el aguacate para trocearlo en el momento de comerla.

Cuando veo datos de obesidad cada vez en aumento no acabo de comprenderlo. Pues ya ves que no hace falta complicarse la vida para comer bien y rico.




Ensalada templada de pasta 
con aguacate y sardinas


Ingredientes (para dos raciones):
  • 200 gr de pasta corta (fusilli, hélices, macarrones...)
  • 1 lata de sardinas
  • 1 aguacate
  • 1 tomate
  • 8 pepinillos
  • 1 cucharada pequeña de semillas de sésamo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre de jerez
  • Sal
Elaboración:
  1. Cocemos la pasta según las indicaciones del envase.
  2. Troceamos el tomate, los pepinillos y el aguacate.
  3. Troceamos las sardinas.
  4. Preparamos el aliño en un bol, batiendo el aceite con el vinagre y la sal.
  5. Escurrimos la pasta una vez cocida.
  6. Mezclamos las pasta con todo lo anterior y echamos el aliño.
  7. Espolvoreamos por encima las semillas de sésamo.






Buen provecho!!

lunes, 6 de abril de 2015

Albóndigas suecas con mermelada de arándanos

Se terminó la Semana Santa y ya estamos de vuelta a la rutina, pero con este buen tiempo parece que se lleva mejor. La receta de hoy seguro que a todos os suena por la famosa tienda en la que media España ha decorado o redecorado su casa: Ikea, y que alegría cuando te aprendes los atajos :)). He de reconocer que tienen ideas muy prácticas y cacharros de cocina que me gustan, pero soy más de tiendas pequeñas y menos multitudes. Recuerdo los primeros años de ir a Ikea y ver a familias enteras pasando el fin de semana en Ikea: los niños en el parque de bolas, la abuela sentada en un sofá como parte del escenario y el matrimonio discutiendo! Con lo divertido que es pasar el día en el campo por poner un ejemplo.




Uno de los platos en el bar - restaurante de Ikea son las albóndigas suecas, que siempre me han llamado la atención pero no he probado, esos precios tan económicos me dan un poco de respeto.

Prefiero unas albóndigas caseras y con más motivo si es con la receta de Jamie Oliver. Que bien cocina Jamie y que imaginación y talento, cada vez que veo un programa suyo lo paso fatal por el hambre que me entra y no entiendo como su mujer puede estar tan delgada!



Albóndigas suecas con mermelada de arándanos

Ingredientes:

Para las albóndigas:
  • 500 gr de carne de ternera picada (también se puede mezclar con cerdo)
  • 1 huevo 
  • 50 gr pan rallado
  • 50 ml de leche
  • Sal y pimienta negra molida
  • Especias: eneldo, perejil, cebollino (si son frescas mejor)
  • Aceite de oliva

Para la salsa:
  • 250 ml de caldo de carne (Aquí puedes ver una receta para hacerlo)
  • zumo de medio limón
  • 1 cucharada de harina
  • 50 ml de nata
  • 150 gr mermelada de arándanos

* (Cantidades para 4 personas)

Elaboración:
  1. En un bol echamos el huevo y lo batimos junto con la leche, la sal y la pimienta. 
  2. Después añadiremos la carne y las especias frescas. Mezclamos bien los ingredientes. Una vez integrados añadiremos el pan rallado y mezclamos de nuevo.



3. Iremos dando forma de albóndigas a la mezcla y las ponemos en una bandeja. Las dejamos en la nevera, cubiertas con film transparente, reposando una hora. (Este paso es opcional pero quedan con más cuerpo las albóndigas)

4. Pasada la hora las sacamos de la nevera. Ponemos algo de aceite de oliva en una sartén y las doramos. Retiramos y reservamos.




5. En la misma sartén prepararemos la salsa. En primer lugar retiraremos de la sartén parte del aceite (si hay demasiado pues solo debe de quedar una capa fina). Ponemos la sartén al fuego y añadimos el zumo del limón, el caldo, la harina, la nata y una cucharada grande de mermelada de arándanos. Lo dejaremos a fuego alto removiendo hasta que de el primer hervor. Después bajamos el fuego y lo dejamos reduciendo hasta que la salsa quede espesa. En ese momento añadiremos ya las albóndigas y lo dejamos todo mezclándose unos minutos.

6. Servir acompañado del resto de mermelada de arándanos (si te gusta este tipo de sabores). También se puede acompañar con un puré de patata o arroz. 



La mermelada de arándanos la puedes comprar casi en cualquier supermercado. Yo suelo hacer las mermeladas en casa, sobre todo porque me gustan con menos azúcar, pero los arándanos no siempre los encuentras. Ahora es buen momento para la mermelada de fresas (aquí receta).

Buena semana!

Fuente: Las escapadas de Jamie (RBA Libros 2010)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...