lunes, 29 de agosto de 2016

Ensalada veraniega de quinoa


Vuelta de las vacaciones. Unas vacaciones sencillas, en el campo, en el pueblo al que llevo yendo desde la infancia, y regreso con la misma nostalgia que cuando era una niña. Dejar atrás esa sensación de libertad y tranquilidad que se respira allí. Siempre me hago la misma pregunta sobre porqué nos juntamos o casi comprimimos en las grandes ciudades mientras se van quedando vacíos pueblitos por todas partes, con lo bien que se vive allí.



En este tiempo de descanso he hecho algunas recetas para poder compartir desde aquí. Una de ellas es la que os traigo hoy, muy apetecible en estos meses calurosos, que poco a poco van terminando. Aprovechando algunos ingredientes que recojo del huerto que tengo allí. Así que nos supo doblemente buena, pues comer lo que has ido cuidando es muy gratificante. 


  Pues vamos con la receta:

Ensalada veraniega de quinoa

Ingredientes:

  • 1 vaso de quinoa
  • 1 remolacha roja
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolleta
  • hojas de remolacha
  • 1 aguacate
  • 1 tomate
  • semillas (pipas, nueces)
  • Aliño: Aceite de oliva, vinagre de jerez, una cucharadita de miel y sal.




Elaboración:
  1. Preparamos en primer lugar la quinoa, con algo de antelación para que de tiempo a que se enfríe. Ponemos agua en una cazo a hervir. Debe ser el doble de cantidad que la quinoa. Cuando rompa a hervir añadimos la quinoa que estará lista en 12-15 minutos. (Mirar siempre las instrucciones del envase por si indica otro tiempo de cocción). Si la finalizar ha sobrado agua lo colamos y dejamos enfriar.
  2. Pelamos y troceamos todas las verduras: aguacate, zanahoria, remolacha, cebolleta y pepino. Troceamos también el tomate y las hojas de remolacha.
  3. En un bol o ensaladera mezclamos todos los ingredientes.
  4. Preparamos el aliño y lo añadimos a la ensalada.
  5. Esparcimos unas semillas, pipas sobre la ensalada.

Como cualquier ensalada admite otros ingredientes, puedes darle un toque diferente añadiendo un poco de queso y unos arándanos o pasas por ejemplo. 


Por cierto, la remolacha en crudo ha sido un descubrimiento, está deliciosa tanto en ensaladas como en batidos de frutas y verduras. Hasta ahora siempre la tomaba cocida, pero en crudo me ha gustado más, aparte de conservar todos sus nutrientes. La remolacha tiene alto contenido en hierro, ácido fólico y proporciona mucha energía. Así que a las mujeres nos viene de perlas. Las hojas también se pueden aprovechar para comer en crudo. Este verano me he tomado unos cuantos zumos con naranja, melón y las hojas de remolacha.



Feliz semana!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...