lunes, 14 de noviembre de 2016

Berenjenas a la parmesana

Las berenjenas a la parmesana es una receta tradicional italiana, cuyo nombre original es "melanzanne alla parmigiana". Suena bien hasta el nombre ¿no? pues mejor sabe, os lo aseguro. Esta receta es como una especie de lasaña pero sin láminas de pasta. Así que muy rica y más digestiva o suave que la lasaña tradicional.

Como ahora veréis es una receta sencilla, sin muchas complicaciones. Así que animaros a probar los más perezosos en la cocina. 







Berenjenas a la parmesana


Ingredientes:
  • 2 berenjenas medianas
  • Salsa de tomate, si es casera mejor(receta para hacerla en casa aquí y aquí)
  • 2 tomates 
  • 2 bolas de queso mozzarella fresco
  • Queso parmesano rallado
  • Sal y aceite de oliva virgen extra
  • Albahaca (si es fresca mejor)
Elaboración:
  1. Lavamos y hacemos rodajas las berenjenas. Doramos las rodajas de berenjena en una sartén con un poco de aceite, dos o tres minutos por cada lado a fuego medio.  Si prefieres otra opción es  meterlas en una bandeja de horno con aceite de oliva y sal durante unos 20 minutos. 
  2. Hacemos rodajas el queso mozzarella y los tomates. Reservamos.
  3. En una fuente de horno iremos montando el plato. Primero echamos salsa de tomate, por encima una capa de berenjena, el queso mozzarella y las rodajas de tomate. Espolvoreamos también albahaca. Así sucesivamente iremos alternando las capas como hacemos al preparar una lasaña.
  4. En la última capa, que terminará en berenjena, echamos un poco más de salsa de tomate y espolvoreamos con queso parmesano rallado.
  5. Introducimos en el horno a 180º durante 20 minutos. Subimos a 200º el horno y lo dejamos unos 10 minutos más o cuando se vea dorado (si tienes grill mejor aún).



Dejar enfriar unos minutos y comer lo antes posible, porque recién hecha es el mejor momento para comerla. Aunque es una receta que si te sobra te puedes llevar al trabajo o comer otro día.


Feliz semana!

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Bacalao dorado [bacalhau a bras] y fin del huerto por esta temporada

Hoy os traigo un plato de la gastronomía portuguesa, adoro ese país que tan cerquita tenemos y en el que me siento siempre como en casa. Una de las cosas que me gustan de Portugal es su gastronomía y el bacalao es uno de sus protagonistas principales.

La cantidad de recetas que hacen con bacalao es enorme y ésta es una de mis favoritas. El bacalao dorado es un plato muy completo que además no requiere mucho tiempo, nada más que tener el bacalao desalado y en su punto para el momento en el que lo queramos hacer.


Bacalao dorado

Ingredientes: (cantidades para tres personas)
  • 200 gr de bacalao desmigado y desalado.
  • 1/2 cebolla de tamaño grande.
  • 3 huevos
  • 150 gr patatas chips (yo usé de bolsa que es muy cómodo y rápido, pero puedes hacerlas caseras)
  • 1/2 taza de nata líquida
  • Sal, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
  1. Picamos la cebolla en brunoise, es decir, muy muy pequeña.
  2. Ponemos una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva. Cuando este caliente añadimos la cebolla y la dejamos pochando a fuego medio-bajo. Hasta que sea de color transparente.
  3. Mientras en un bol batimos los huevos con la nata y una pizca de sal y pimienta.
  4. Cuando la cebolla está lista añadimos las migas de bacalao. Removemos unos tres o cuatro minutos. 
  5. Echamos las patatas chips y enseguida los huevos batidos y removemos hasta que vayan cuajando. El punto exacto es cuando ya han cuajado pero aún está jugoso.
Puedes añadir unas aceitunas negras y un poco de perejil.

Esta vez tengo pocas fotos, el hambre me pudo y no quise esperar ni hacer esperar al resto de comensales.

Y por este año doy por finalizado el huerto y éstas son las últimas cosas que ha dado. Así que aún tengo tomates ricos para unos días. Las berenjenas han salido pocas pero muy buenas, es de las cosas más bonitas que he visto del huerto, cómo de la flor (son las que veis en la foto abajo) se va formando la berenjena con ese color además tan potente. Y lo mejor, sin necesidad de echar pesticidas ni nada químico, algunos "potingues" ecológicos-naturales, pero que los usé más por dar vitalidad a las plantas y por prevención.



¡¡¡Feliz noviembre y hasta pronto!!!

lunes, 24 de octubre de 2016

2ª jornada de blogueros Alambique

El fin de semana asistí al evento organizado por la tienda y escuela de cocina Alambique, un evento gastronómico de ingredientes del mundo y técnicas de cocina del siglo XXI. Pasamos un día estupendo aprendiendo mucho de cocina y comiendo...mucho mucho también.

Empezamos degustando unos cafés de  D-origen coffee roasters, empresa que tuesta directamente el café de sus propias fincas. Nos sirvieron un café hecho en una cafetera Chemex con unos sabores a canela, caramelo...espectaculares. 


Y para acompañar el café una selección de bollería de Santa Eulalia Boulangerie & Patisserie, que con la foto que podéis ver más abajo creo que no hay mucho más que decir :). Recomiendo visitarles en alguna escapada al centro de Madrid, están en la calle del Espejo, 12. En su obrador puedes ver como hacen el pan y la bollería diariamente, además de poder degustar los cafés de D-origen.


Después nos fuimos al Mercado de los Mostenses con Alex Zurdo y Andrés Txitxo Fernández de Kitchen 154, ellos hacen comida picante y especiada en su local del mercado de Vallehermoso en Madrid. Estos chicos tienen mucho talento y un don con el paladar.

jueves, 13 de octubre de 2016

Crinkles (galletas craqueladas de chocolate)

Hacía tiempo que no preparaba alguna receta dulce, y no será por ganas, además tengo unas cuántas recetas dulces pendientes de hacer. Estas galletas las descubrí hace poco y estaba deseando probarlas. 

Solo deciros cómo olía en casa durante el horneado! Demasiado! Crinkle, que significa arruga en inglés, es lo que le sucede a estas galletas mientras se hornean, se empiezan a agrietar, y el resultado es muy chulo.


Galletas crinkles de chocolate

Ingredientes (para unas 20 galletas)
  • 120 gr de chocolate para postres
  • 35 gr. de mantequilla
  • 1 huevo tamaño L
  • 30 gr. de azúcar blanco
  • 100 gr. de harina de repostería
  • 1/2 cucharada pequeña de levadura Royal (o similar)
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glass para el rebozado
  • Opcional: esencial de vainilla, café soluble



Elaboración:
  1. Fundimos la mantequilla con el chocolate
  2. Batimos el huevo con el azúcar
  3. En un bol mezclamos harina, levadura y sal. Tamizamos. 
  4. En el bol en el que tenemos el huevo con azúcar batido, añadimos el chocolate con la mantequilla. mezclamos bien. (Ahora añadiríamos la esencia de vainilla).
  5. Añadimos la harina
  6. Reservamos en un bol tapado con papel film durante al menos 4 horas o hasta el día siguiente. (Guardamos en la nevera)
  7. Pasadas las 4 horas o al día siguiente precalentamos el horno a 180º.
  8. Sacamos la masa de la nevera y dejamos un rato a temperatura ambiente, pues la masa se endurece con el frío y dificulta hacer las bolitas.
  9. Hacemos bolitas con la masa. Las rebozamos por el azúcar glass, hasta que se queden bien cubiertas.
  10. Ponemos las galletas en una fuente de horno sobre papel de horno.
  11. Horneamos durante 12 minutos.
  12. Dejamos enfriar y listas para comer. 

Puedes rebozarlas de nuevo tras el horneado para que quede un aspecto más bonito, yo prefiero menos bonito que ya bastante dulce es :).



Para la conservación de las galletas lo mejor es guardarlas en una caja metálica o en bolsa de plástico. Yo reciclo las cajas metálicas de galletas que vienen muy bien para guardar cosas. A veces hasta las decoro como puedes ver aquí y aquí. Es una idea original para regalar y hecho con tus propias manos.



Fuente de la receta: www.wecanbakeit.es


jueves, 15 de septiembre de 2016

Cottage pie a mi estilo

El cottage pie es una receta tradicional inglesa, es básicamente un pastel de carne, donde se prepara, en primer lugar, carne con diversos ingredientes y se cubre con puré de patata. Luego se gratina en el horno. 

Como todo en la cocina es transformable, pues he adaptado la receta a mis gustos, añadiendo verduras. Por un lado, me gusta el sabor que da la berenjena y las setas, y por otro lado, me gusta aprovechar alimentos y cocinar con lo que hay en casa. No me gusta nada tirar comida o desperdiciar alimentos.


Las fotos y la receta son hechas durante las vacaciones, esa ventana que veis y esa luz me tienen enamorada.



Cottage pie 

Ingredientes:
  • 300 gr carne de ternera picada 
  • 1 huevo, 1 diente de ajo, pan rallado (para el arreglo de la carne)
  • 4-5 setas portobello (o de otro tipo)
  • 1 berenjena
  • 1 tomate rallado
  • ¼ vaso vino blanco
  • orégano
  • sal y aceite de oliva
Para el puré de patatas:
  • 2 patatas grandes
  • 1/2 vaso de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Sal y pimienta negra molida 
  • Queso rallado


Utensilios que necesitaremos: una sartén para preparar la carne, un cazuela para hacer el puré, una fuente para el horno.

Elaboración:

Para preparar la carne:
  1. Arreglo de la carne picada: En un bol batimos el huevo, añadimos un diente de ajo picado y sal. Añadimos la carne y mezclamos bien. Añadimos pan rallado y volvemos a mezclar. Este es un arreglo tradicional de la carne picada, es opcional, a mi me gusta más pues queda más suave de sabor.
  2. Lavamos la berenjena (podemos pelarla o no, según prefieras, pero hay que lavarla bien). Troceamos en cuadraditos. 
  3. Ponemos una sartén grande al fuego con aceite de oliva. Cuando esté caliente echamos la berenjena y dejamos a fuego medio unos minutos. Retiramos.
  4. Lavamos las setas portobello y cortamos en láminas. Rehogamos unos minutos y retiramos también junto con la berenjena.
  5. En la misma sartén, añadimos aceite de oliva, rehogamos la carne picada. Cuando esté dorada, añadimos un tomate rallado y orégano y dejamos unos minutos más. Posteriormente añadimos el vino blanco y dejamos que se evapore. Y añadiremos por último, la berenjena y setas. Dejamos un par de minutos más y reservamos.
Para preparar el puré de patata:
  1. Ponemos un cazo con agua al fuego. Echamos las patatas lavadas pero sin pelar.
  2. Cuando estén cocidas (para saberlo pinchas con un tenedor y si está blandita es que ya se ha cocido), las retiramos del agua y dejamos que se enfríen.
  3. Una vez que las patatas se han enfriado un poco, las pelamos.
  4. Pasamos las patatas por un chino para hacer el puré. Aunque yo las fui aplastando o chafando y quedo bien el puré. Añadiremos la leche y la mantequilla. Removemos y mezclamos bien, y añadimos sal y pimienta.
Montaje y horneado:
  1. Precalentamos el horno a 180º
  2. En una fuente apta para horno echamos el preparado de carne y verduras.
  3. Cubrimos esta capa de carne con el puré de patata.
  4. Espolvoreamos con queso rallado.

   5. Horneamos durante15 o 20 min, usando el gratinador, si es posible, durante los últimos minutos para que quedé dorado y crujiente.



Es un plato bastante contundente, así que junto a una ensalada verde, no hace falta más.

Besos y buena semana!

lunes, 29 de agosto de 2016

Ensalada veraniega de quinoa


Vuelta de las vacaciones. Unas vacaciones sencillas, en el campo, en el pueblo al que llevo yendo desde la infancia, y regreso con la misma nostalgia que cuando era una niña. Dejar atrás esa sensación de libertad y tranquilidad que se respira allí. Siempre me hago la misma pregunta sobre porqué nos juntamos o casi comprimimos en las grandes ciudades mientras se van quedando vacíos pueblitos por todas partes, con lo bien que se vive allí.



En este tiempo de descanso he hecho algunas recetas para poder compartir desde aquí. Una de ellas es la que os traigo hoy, muy apetecible en estos meses calurosos, que poco a poco van terminando. Aprovechando algunos ingredientes que recojo del huerto que tengo allí. Así que nos supo doblemente buena, pues comer lo que has ido cuidando es muy gratificante. 


  Pues vamos con la receta:

Ensalada veraniega de quinoa

Ingredientes:

  • 1 vaso de quinoa
  • 1 remolacha roja
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolleta
  • hojas de remolacha
  • 1 aguacate
  • 1 tomate
  • semillas (pipas, nueces)
  • Aliño: Aceite de oliva, vinagre de jerez, una cucharadita de miel y sal.




Elaboración:
  1. Preparamos en primer lugar la quinoa, con algo de antelación para que de tiempo a que se enfríe. Ponemos agua en una cazo a hervir. Debe ser el doble de cantidad que la quinoa. Cuando rompa a hervir añadimos la quinoa que estará lista en 12-15 minutos. (Mirar siempre las instrucciones del envase por si indica otro tiempo de cocción). Si la finalizar ha sobrado agua lo colamos y dejamos enfriar.
  2. Pelamos y troceamos todas las verduras: aguacate, zanahoria, remolacha, cebolleta y pepino. Troceamos también el tomate y las hojas de remolacha.
  3. En un bol o ensaladera mezclamos todos los ingredientes.
  4. Preparamos el aliño y lo añadimos a la ensalada.
  5. Esparcimos unas semillas, pipas sobre la ensalada.

Como cualquier ensalada admite otros ingredientes, puedes darle un toque diferente añadiendo un poco de queso y unos arándanos o pasas por ejemplo. 


Por cierto, la remolacha en crudo ha sido un descubrimiento, está deliciosa tanto en ensaladas como en batidos de frutas y verduras. Hasta ahora siempre la tomaba cocida, pero en crudo me ha gustado más, aparte de conservar todos sus nutrientes. La remolacha tiene alto contenido en hierro, ácido fólico y proporciona mucha energía. Así que a las mujeres nos viene de perlas. Las hojas también se pueden aprovechar para comer en crudo. Este verano me he tomado unos cuantos zumos con naranja, melón y las hojas de remolacha.



Feliz semana!

jueves, 21 de julio de 2016

Vacaciones

Cuánto tiempo sin poder publicar! Llevo dos meses sin parar, pero tengo recetas para hacer en verano y publicar en cuánto pueda, pues me voy de vacaciones y no tendré internet (ni quiero! desconexión)

Mientras tanto sigo leyendo mis blogs favoritos e ideando recetas, pensando en hacer helados y en los usos de la fermentación (proceso mágico!), deseando estrenar un delantal precioso que me ha regalado una amiga, cocinar con la cosecha de mi huerto, seguir practicando con masas y panes...la lista es interminable después de unos meses tan ocupada ;)

...disfrutar del verano y de las vacaciones! A recargar pilas! y como dice el libro comer, rezar y amar (lo segundo es opcional! )


Besos

lunes, 23 de mayo de 2016

Cookies con pepitas de chocolate

La gastronomía americana no es de mis preferidas, pero con la repostería hago una excepción, sobre todo con las galletas o cookies que me encantan. El caso es que siempre ha sido mi hermana la que ha hecho las cookies en casa y nunca intenté hacerlas. Investigué unas cuantas recetas y la verdad que no es nada complicado, así que si la repostería te da miedo, con esta receta se te va a quitar :)


Buscando recetas de cookies por internet  me encontré con ésta del blog del comidista, cuya autora me da total fiabilidad. He cambiado alguna cosa, pero es bastante parecida. El resultado muy bueno, se quedan blanditas por dentro y el toque de sal va muy bien. Aunque no sea lo más sano.



Cookies con pepitas de chocolate negro

Ingredientes:
  • 240 gr de harina
  • 1 cucharada pequeña de levadura
  • 1 cucharada pequeña de sal
  • 140 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr. de azúcar moreno
  • 80 gr. de azúcar blanco
  • 1 huevo tamaño grande
  • 100 gr de pepitas de chocolate negro

Elaboración:
  1. Mezclamos los ingredientes secos en un bol: harina, sal y levadura. Removemos y tamizamos.
  2. Batimos la mantequilla con los azúcares, si es posible nos ayudamos de una batidora eléctrica con varillas porque hay que batir unos 4 o 5 minutos. Añadimos el huevo y batimos un poco más hasta que quede bien mezclado.
  3. Añadimos poco a poco la harina tamizada a la mezcla anterior. Vamos removiendo ahora ya manualmente pues es una masa bastante densa. Solo se trata de integrar bien todos los ingredientes.
  4. Añadimos las pepitas de chocolate y mezclamos.
  5. Guardamos la masa en un recipiente cerrado y lo dejaremos en la nevera entre 24 y 36 horas.
  6. Al día siguiente: Precalentamos el horno a 180º
  7. Cubrimos la bandeja del horno con papel de sulfurizado.
  8. Vamos dando forma a la masa. Haremos bolitas de unos 5 ctm y  las colocamos con bastante separación en la bandeja, pues aumentarán su tamaño en el horneado. 
  9. Horneamos durante unos 15 minutos. Dejamos enfriar.


Una vez que se han enfriado, es recomendable guardarlas en un bote hermético, así no se secan y se conservan mucho mejor. Aunque no creo que os duren mucho! Yo al sacarlas del horno dije voy a probar una y detrás fueron tres más...

Las pepitas de chocolate es mejor que sean grandes, pues sino se derretirán como me paso a mi.

Feliz semana!

lunes, 18 de abril de 2016

Quesadillas de espinacas, champiñón y queso provolone

La comida mexicana es patrimonio cultural, declarado así por la Unesco. A mi es una comida que me encanta, pero que no he podido tomarla en México, así que todo lo que he comido ya sea en casa o en restaurantes mejicanos pues no es auténtico del todo. Una de los "platillos" que me gustan y me parecen muy cómodos para cocinar (sobre todo esos días que no tienes mucho tiempo) son las quesadillas.

Las quesadillas consisten en tortillas de maíz o de trigo, rellenas con queso y hechas en la plancha. Luego puedes añadir más ingredientes, como verduras, setas, carne...a tu gusto. Se puede utilizar cualquier queso que funda. En México utilizan el queso oaxaca, en su lugar, puedes utilizar provolone,  manchego, mozzarella...


Si quieres descubrir más de la gastronomía mexicana, no dejes de visitar el blog de Mayte: Rústica. Mayte es mexicana, y además de ofrecernos unos platos auténticos, visitar su blog es un placer para los sentidos. Ella escribe, fotografía, cocina...todo con mucho arte y talento.

Quesadillas de espinacas, champiñón y queso provolone 

Ingredientes:

  • 250 gr espinacas
  • 250 gr champiñón
  • 1 cucharada de pesto verde
  • 200 gr de queso provolone
  • 4 tortillas de trigo o de maíz
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra


Elaboración:

  1. Limpiamos los champiñones y los troceamos.
  2. Lavamos y troceamos también las espinacas.
  3. Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva. Añadimos los champiñones y los rehogamos unos minutos. Salpimentamos.
  4. Cuando los champiñones hayan perdido el agua y estén hechos, añadimos las espinacas a la sartén. Rehogamos unos minutos hasta que reduzcan. Añadimos una cucharada de pesto y mezclamos. Reservamos en un plato o fuente.
  5. El queso lo troceamos o laminamos.
  6. Ponemos al fuego una sartén que sea del tamaño de las tortillas. Echamos un poquito de aceite de oliva. Ponemos una tortilla, sobre ella una capa de queso y otra de la mezcla de champiñones y espinacas. Cubrimos con otra tortilla. Lo dejamos unos 3-4 minutos a fuego medio y lo damos la vuelta. Dejamos otros 3 minutos y listo para tomar.




Otra manera de hacer las quesadillas, quizás más auténtica, es poner una tortilla en la sartén, la dejamos unos minutos por un lado. Lo damos la vuelta y echamos el queso y los ingredientes restantes. Dejamos unos minutos, doblamos por la mitad y lista para comer también.



Buen provecho y cómo dicen en México, buena vibra :)

jueves, 14 de abril de 2016

Granola con nueces pecán y chocolate negro

Hay quien da más importancia al desayuno y quién no, para mi es de las comidas más importantes del día, y trato de hacer desayunos sanos y equilibrados, con frutas, zumos naturales, cereales o unas tostadas de buen pan. Otros toman coca cola para desayunar, juro que lo he visto...o recordemos el carajillo que aún se ve en algún bar por las mañanas. 


La receta de hoy, granola, es una buena manera de empezar el día. No apta para consumidores matinales de coca cola o carajillo. Se prepara en no más de 45 minutos (de los cuales 25 son de horneado) y tienes desayuno para unos cuantos días. La granola es una mezcla de frutos secos, avena y miel. Es ideal para el desayuno o merienda, especialmente si llevas una vida activa o prácticas deporte, pues es muy energética. Ya elaboré hace tiempo otra receta de granola que puedes ver aquí. Esta vez he usado nueces pecán o pecanas y chocolate negro. 



Para rematar este "superdesayuno" lleva semillas de chía, si, es que leo y escucho por todas partes lo buenísima qué es la chía (contiene calcio, antioxidantes, hierro, fibra, potasio...) y la he incluido en la granola. Vamos que con este desayuno salimos de casa y nos comemos el mundo ;). Si queréis saber más sobre la chía, ya sabéis San Google te lo cuenta todo todito. Ahora ya vamos con la receta:


Granola con nueces pecán y chocolate negro

Ingredientes:

  • 225 gr de copos de avena finos
  • 25 gr de trigo hinchado
  • 60 gr de nueces pecán
  • 60 gr de miel
  • 60 gr de mantequilla
  • 1/ 2 taza de agua
  • 75 gr de chocolate negro
  • 1 cucharada pequeña de canela molida
  • 1 cucharada pequeña de salvado de trigo
  • 1 cucharada pequeña de semillas de chía
Elaboración:

1.- Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

2.- En un bol o fuente mezclamos los copos de avena, el trigo hinchado, las nueces pecán troceadas, la canela y el salvado de trigo (Foto 1)

3. - En otro bol echamos la miel, la mantequilla y el agua. Lo metemos al microondas un par de minutos. Si no se ha fundido la mantequilla lo metemos un minuto más o lo que sea necesario, hasta que se quede líquido como ves en la foto 2.

4.- En una bandeja de horno o fuente que sea bastante grande echamos la mezcla de avena, trigo, etc...y sobre ella la mantequilla y la miel. Mezclamos bien para que se quede bien integrados todos los ingredientes. (Foto 3)




5.- Introducimos la bandeja al horno y lo tendremos horneando durante 25 minutos. Cada 7 u 8 minutos hay que abrir y remover bien la mezcla para que no se quede apelmazada.

6.- Pasados los 25 minutos lo sacamos del horno y dejamos enfriar un rato. Después añadimos el chocolate en trocitos o en gotas (que es como lo compré yo) y las semillas de chía. Removemos.

7.- Lo envasamos en un bote hermético para que se conserve bien.




A tener en cuenta:
   * Tanto las nueces como el chocolate puede sustituirse por otros ingredientes, como frutos secos (almendras, avellanas...) o frutas secas como pasas, arándanos...Lo mejor es adaptarlo a tus gustos.
      * Es ideal tomarla con leche o con yogur. Incluso puedes añadir fruta fresca troceada.

Esta receta de granola se la dedico a mi amiga Anabel, adicta a la avena, y que seguro que le gustará esta receta.



lunes, 28 de marzo de 2016

Solomillo con salsa de ciruelas

Lo malo de tener un blog es que a veces se te agotan las ideas, y lo bueno es que mucha gente de tu alrededor comparte recetas contigo. Este es el caso de la receta de hoy, mi amigo Dani, compañero del cole y seguidor de este blog desde el principio me recomendó esta receta. La he hecho tal cual me la envió y quedamos muy satisfechos todos los comensales, vamos que no sobró nada de nada.

La receta podrás ver que es muy sencilla, se hace en olla express, aunque esto es a elección de cada uno claro. 

La próxima vez que la haga voy a probar a hacerla rellenando los solomillos con frutos secos, creo que puede dar un toque y contraste al solomillo muy bueno.



Solomillo de cerdo con salsa de ciruelas

Ingredientes:
  • 2 solomillos de cerdo
  • 2 cebollas medianas
  • 250 gr de mermelada de ciruelas 
  • Sal 
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Opcional: una pizca de canela y clavo
Elaboración:

1. En una olla ponemos aceite de oliva y doramos a fuego fuerte los solomillos. Retiramos a una fuente.

2. Pelamos y troceamos las cebollas y las ponemos a sofreír en la misma olla hasta que blanquee. En ese momento añadimos la mermelada, la canela y el clavo. Salamos. Si no quieres que quede la salsa muy dulce usa menos mermelada ;)

3. Salpimentamos el solomillo y lo añadimos también a la olla.

4. Cerramos la olla y lo dejaremos unos 10 minutos aproximadamente, aunque dependerá de cada olla, en mi caso es express y con ese tiempo es suficiente para que el solomillo se haga pero quede jugoso.

5. Sacamos los solomillos y los troceamos. Reservamos en una fuente.



6. La cebolla y la mermelada la trituramos y nos quedará una salsa más bien espesa.

7. Echamos esta salsa sobre la fuente del solomillo. 


Como guarnición podemos hacer unas patatas asadas o fritas, o arroz que va muy bien con la salsa. Imprescindible contar con un buen pan, pues la salsa es una perdición.


Puedes hacer esta receta de solomillo con tu propia mermelada, aquí tienes una receta de mermelada de ciruela, pues generalmente las mermeladas comerciales llevan mucha cantidad de azúcar. Además también puedes usar otro tipo de mermelada que te guste más (Dani me recomendó también la de fresa).

Buen provecho y hasta pronto!!!


lunes, 29 de febrero de 2016

Contramuslos de pollo asados al limón con alcachofas

Parece que el invierno ha llegado con retraso, así que un buen plan es quedarse en casa, encender el horno y a cocinar. Para mi es una manera de cocinar muy cómoda y se conservan los sabores de lo que alimentos que cocinamos.

Las alcachofas están ahora en la temporada y al horno están muy ricas. Las probé hace poco en un viaje a Barcelona y me encantaron. También tengo pendiente probarlas fritas pues dicen que son deliciosas. 




 Contramuslos de pollo asados al limón con alcachofas

Ingredientes:
  • 4 contramuslos de pollo
  • 4 alcachofas
  • 2 limones
  • Unas ramitas de romero fresco 
  • 1 cucharada de mostaza
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de caldo de verduras o de pollo (opcional)
  • Sal y pimienta
Elaboración:
  1. La noche anterior dejaremos macerando el pollo junto con la mostaza, aceite de oliva, el romero y zumo de un limón. Lo untamos bien y guardamos en la nevera en un recipiente hermético.
  2. Precalentamos el horno a 180º.
  3. Limpiamos las alcachofas, quitando las hojas de fuera. Las lavamos y troceamos en cuatro partes. Las reservamos en un bol con agua y zumo de medio limón para que no se oxide.
  4. En una fuente para horno colocamos los contramuslos una vez que los hemos salpimentado. Ponemos unas ramas de romero entre medias, un limón troceado en rodajas y las alcachofas. 
  5. Pasado 45 minutos de horneado damos la vuelta al pollo para que se dore por todas partes Lo dejamos al menos otros 45 minutos más. Si se queda seco añadimos un vaso de caldo. 
  6. Los últimos 15 minutos podemos subir la temperatura del horno a 220º y usar el grill para que el pollo coja un tono dorado y crujiente.

Este plato de pollo con alcachofas se puede acompañar con una ensalada verde o con unas patatas que podemos asar a la vez que el pollo. 






sábado, 13 de febrero de 2016

Bizcocho integral de cacao y plátano

Tengo que reconocer una cosa y es que no os dejéis engañar por lo de bizcocho integral porque este bizcocho es un poco bomba y con calorías para repartir a todo el vecindario. Tampoco hay que lamentarse y de vez en cuando hay que darse caprichos, sino que aburrido no?

También tengo que reconocer lo bien que olía mientras se horneaba, hasta a mis gatas se las veía felices :))


El bizcocho está hecho con harina integral y normal, pero si no tienes integral lo puedes hacer todo con harina normal. Ya sabes que la harina integral es mucho más beneficiosa para el organismo, pues contiene el salvado y el germen de trigo, que en la harina blanca se deshecha, y que son las partes mas nutritivas del cereal. Así que te recomiendo usarlo :)

Bizcocho integral de cacao y plátano

Ingredientes:
  • 210 gr. de harina de trigo (usé mitad normal, mitad integral)
  • 40 gr. de cacao puro en polvo de Valor
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 7 gr. de levadura (suele ser medio sobre)
  • 2 huevos
  • 120 gr. de mantequilla en pomada (dejarla fuera de la nevera un par de horas antes de preparar el bizcocho)
  • 2 plátanos maduros
  • 50 gr de pepitas de chocolate blanco
  • Azúcar glass para espolvorear al final (opcional)
Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 180º por arriba y por abajo. 
  2. Tamizamos la harina y la reservamos en un bol. Añadimos a la harina una vez tamizada la levadura y el cacao en polvo.
  3. En otro bol batimos lo huevos con el azúcar y la mantequilla.
  4. Vamos añadiendo al bol de los huevos la harina, en varias tandas. Mezclamos hasta que se integren todos los ingredientes.
  5. Por último añadimos los plátanos troceados y las pepitas de chocolate blanco.
  6. Echamos la mezcla en un molde para horno. (Yo uso de silicona con lo cual no hace falta ni untar antes con mantequilla ni ningún tipo de preparación)
  7. Horneamos durante 40 minutos (Probamos antes metiendo un cuchillo, si sale bastante limpio es que ya está en su punto).
Dejamos enfriar y listo para comer, desayunar, merendar...al gusto de cada uno. Puedes espolvorear por encima un poco de azúcar glass.



Siempre recomiendo usar los moldes de horno de silicona, que sean de cierta calidad, pero son muy útiles y se desmolda fácilmente. 


Feliz semana
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...