miércoles, 23 de diciembre de 2015

Ensalada de quinoa con remolacha, granada y pistachos

El otro día leía esta frase "Uno vuelve siempre a los sitios donde amó la vida" y creo que todos tenemos ciertos vínculos fuertes con el pasado, ya sea personas, lugares....Hace unos días he tenido la suerte de reencontrarme con compañeros de la infancia. Hacía más de 20 años que no veía a muchos, casi nada!, y ha sido increíble pues parecía que nos habíamos visto el día anterior. Yo creo que existe ese vínculo especial con ciertas personas que hace que pase esto. Supongo que para todos los que nos reunimos, esos años de infancia y adolescencia fueron años felices y volver a vernos era revivir esos años de alguna manera. Lo bueno de todo, es que a partir de ahora nos vamos a ver más, ya no pasaran tantos años...Ha sido increíble el reencuentro!

Vamos ahora con una receta que puede acompañar a las cenas y comidas navideñas. Y apta para vegetarianos!




Ensalada de quinoa con remolacha, granada y pistachos


Ingredientes:
  • 100 gr. de quinoa (*)
  • 2 remolachas cocidas
  • Media granada
  • Unas hojas de espinacas frescas
  • 50 gr de queso de cabra
  • Pistachos (un puñado)
  • 1 cucharada pequeña de semillas de sésamo (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra, vinagre de modena y sal

Elaboración:
  1. Ponemos agua en una cazo a hervir. Debe ser el doble de cantidad que la quinoa. Cuando rompa a hervir añadimos la quinoa que estará lista en 12-15 minutos. (Mirar siempre las instrucciones del envase). Si ha sobrado agua lo colamos y dejamos enfriar.
  2. Cocemos las remolachas y las pelamos y troceamos. (Puedes usar remolachas ya cocidas pero la diferencia se nota, y ahora estamos en temporada de remolachas)
  3. Sacamos los granos de media granada y reservamos en un cuenco.
  4. Pelamos los pistachos. Reservamos
  5. Lavamos unas hojas de espinacas y secamos bien.
  6. Para el montaje de la ensalada: En una ensaladera o bandeja ponemos una cama de espinacas. Sobre ella pondremos la quinoa. Añadimos la remolacha, granada y el queso de cabra troceado.
  7. Añadimos el aliño.
  8. Echamos unas semillas de sésamo y los pistachos.

(*) La quinoa es un pseudocereal que proviene de Perú principalmente. Es muy conocida por contener muchos minerales, proteínas y aminoácidos. Se compra en herbolarios y tiendas de productos ecológicos.


Las cantidades son para dos personas, pero depende de si lo tomas de plato único o es un acompañamiento a otro plato. Tampoco hay que seguir al pie de la letra, cada uno conoce sus gustos, y puede poner más cantidad o menos de cada ingrediente.


Aquí podéis ver otro plato con quinoa, también en formato de ensalada pero templada, con tomates confitados y ventresca de atún.


Qué paséis buenas fiestas, rodeados de amor, amigos, familia...
a por el 2016 y sobre todo ser felices!

viernes, 11 de diciembre de 2015

Mermelada de calabaza y Jengibre

El jengibre es una planta muy usada en la cocina asiática y que se ha ido introduciendo en la cocina occidental. Yo utilizo mucho jengibre en polvo para los bizcochos. En invierno esta planta es una aliada para evitar o aliviar los resfriados. Un truco que yo utilizo: en un tarro de cristal mezclo miel, rodajas de limón y rodajas de jengibre. Y añado esta mezcla a las infusiones...es una maravilla!



En el blog hay unas cuántas recetas de mermeladas y si os fijáis la cantidad de azúcar que uso comparado con cualquier mermelada que compréis es mucho menor. No se porqué abusan tanto del azúcar, además al hacerlo en casa puedes usar, como hago yo, azúcar moreno ecológico.

Mermelada de calabaza y jengibre

Ingredientes:
  • 500 gr de calabaza
  • 150 gr azúcar moreno
  • Zumo de medio limón
  • Jengibre fresco rallado ( media cucharada)
Elaboración:
  1. Troceamos la calabaza.
  2. En un recipiente (puede ser la misma cazuela donde luego preparemos la mermelada) ponemos la calabaza, con el azúcar, jengibre y zumo de limón. Lo removemos y dejamos reposar al menos dos horas.
  3. Pasado ese tiempo lo ponemos a fuego medio durante unos 45 minutos (o cuando veamos que la calabaza está blandita y se va evaporando el liquido). Es importante estar pendiente y remover de vez en cuando.
  4. Trituramos y metemos en botes de cristal. (Es mejor no dejar que se enfríe pues luego la consistencia que coge la mermelada al enfriarse hace que sea más difícil meterla en tarros)


Pues un buen café y un buen pan junto con esta mermelada de calabaza y tenemos un desayuno rico rico.


Aquí os dejo algunas recetas de otras mermeladas:



Buen fin de semana!


domingo, 22 de noviembre de 2015

Estofado de ternera con níscalos

El diccionario de la Real Academia Española define al estofado así:

"Guiso que consiste en un alimento condimentado con aceite, vino o vinagre, ajo, cebolla y 
varias especias, puesto todo en crudo en una vasija bien tapada para que cueza a fuego lento 
sin que pierda vapor ni aroma"

Pues esto es lo que lo diferencia al estofado de otros guisos: hacerlo en un recipiente tapado. Así no se produce evaporación, se conservan todos los sabores y aromas de sus ingredientes y además aceleramos el proceso de cocción. Porque cocinar a fuego lento y durante horas mola pero el día a día no nos deja muchas veces poder cocinar así. Además del gasto energético que supone tener la cocina horas y horas encendida.

Esta receta la vi en El comidista, bueno una receta parecida, y este año por primera vez he comprado los níscalos, porque habitualmente voy al campo a cogerlos. Pero este año no hubo suerte, no había llovido suficiente en la zona donde voy y volvimos con las cestas vacías!.


Estofado de ternera con níscalos

Ingredientes:

  • 750 gr de ternera cortada en tacos. 
  • 300 gr de níscalos
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 250 ml de vino tinto
  • 250 ml caldo de verduras
  • Tomillo, romero, cayena molida
  • Harina 
  • Sal y pimienta
Elaboración:
  1. Troceamos la cebolla y el pimiento rojo en trozos muy pequeños.
  2. Picamos los dientes de ajo.
  3. Salpimentamos la carne y la pasamos por harina.
  4. En una olla ponemos un poco de aceite de oliva. A fuego fuerte iremos dorando la carne. Una vez hecha la reservamos en un plato o recipiente.
  5. En la olla ponemos a sofreír la cebolla y el pimiento rojo (a fuego medio). Si hace falta añadimos más aceite de oliva.
  6. Cuando la cebolla empieza a verse transparente añadimos los dientes de ajo, el tomillo y el romero. Lo dejamos un par de minutos.
  7. Incorporamos ahora la carne y el vino. Y esperamos unos minutos para que se evapore el alcohol.
  8. Cubrimos con el caldo de verduras ( sino tienes caldo pues se sustituye por agua). Lo dejaremos cociendo 10 minutos - nivel 2 (dependerá de la olla que utilices)
  9. Mientras lavamos los níscalos y los troceamos.
  10. En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva. Rehogamos los níscalos unos minutos. Salamos y añadimos un poco de cayena molida ( a no ser que no te guste el picante :) )
  11. Abrimos la olla y añadimos los níscalos. Dejaremos cocinando todo de nuevo durante 5 minutos más (en olla express, sino llevará más tiempo)

Con las cantidades de la receta salen al menos 5-6 raciones.


Este estofado se puede acompañar de unas patatas fritas, puré de patatas, arroz y/o ensalada. Y mucho pan para la salsa!!



Con esta receta participo en el HEMC#70 de setas organizado por Cristina en LeBonVivant.

Fuente de la receta: el Comidista

Aquí puedes ver otras recetas con níscalos:

A disfrutar de la semana!!


lunes, 16 de noviembre de 2015

Bread and butter pudding

Bread and butter pudding o Pudding de pan y mantequilla es un postre tradicional de Reino Unido, elaborado con pan, mantequilla, leche, huevos y azúcar básicamente. Vamos que me recuerda a nuestras torrijas españolas pero realizado de otro modo. Es como una receta de aprovechamiento para utlizar pan que nos sobra y se hace en el horno. El nivel de dificultad de este pudding es nulo, muy sencillo de hacer.




Se puede utilizar cualquier tipo de pan, pero yo que tengo la suerte de tener un panadero artesano al lado de casa, y por eso, he utilizado una especie de brioche muy suave y con mejor sabor para esta receta. La receta queda mejor si usas un pan blandito. Aunque siempre se puede aprovechar pan que tengamos y nos halla sobrado.

El molde de horno que he utilizado es de 20x20 cm.


Bread and butter pudding

Ingredientes:
  • 12 rebanadas de pan, pan de molde, brioche o pan de leche.
  • 50 gr de mantequilla templada.
  • 25 gr de pasas.
  • 1/4 cucharada pequeña de nuez moscada.
  • 1/4 cucharada pequeña de canela.
  • 350 ml de leche.
  • 50 ml nata.
  • 2 huevos.
  • 30 gr azúcar moreno.
  • 1 cucharada pequeña de esencia vainilla.
  • 2 cucharadas pequeñas de mermelada de melocotón

Elaboración:
  1. Precalentamos el horno a 180º (con calor por arriba y por abajo).
  2. Cortamos cada rebanada de pan en dos triángulos.
  3. Untamos un lado de cada rebanada de pan con mantequilla.
  4. Colocamos las rebanadas en la fuente de horno, con la cara de mantequilla hacia arriba.
  5. Esparcimos las pasas y rallamos un poco de nuez moscada y la canela.
  6. En un cazo ponemos a calentar la leche y la nata.
  7. En un bol batimos los dos huevos con el azúcar y la esencia de vainilla.
  8. Añadimos la leche templada poco a poco al bol de los huevos, sin parar de batir.
  9. Echamos esta mezcla de leche y huevo sobre la fuente con el pan. Presionamos con las manos o  con una espátula para que bañe bien las rebanadas de pan.
  10. Por último, calentamos en el microondas la mermelada con una pizca de agua. Untamos por encima. Esto hará que se quede una corteza crujiente y dulce. (Otra opción sería espolvorear más azúcar en vez de la mermelada)
  11. Horneamos durante 30  minutos a 180º o hasta que lo veamos dorado.

Es mucho mejor tomarlo unos minutos después de hacerlo. Calentito está de muerte. Y si no te gustan las pasas puedes echar pepitas de chocolate. También puedes intercalar entre las rebanadas de pan manzana o plátano.


En este vídeo podéis ver el paso a paso, aunque es en inglés, es una receta sencilla y se entiende bien.

¡¡¡¡Feliz semana!!!!

jueves, 8 de octubre de 2015

Salsa Pesto Rojo

La salsa pesto, originaria de Italia, tiene muchas versiones. La más conocida es el pesto verde (o pesto genovés) realizado con piñones y albahaca fresca, planta que es fácil de encontrar en verano pero en invierno no. Otra versión es el pesto rojo o rosso que es uno de mis preferidos. Tiene un sabor muy fuerte e intenso y tradicionalmente se hace con queso parmesano y/o con queso de oveja (pecorino) y tomates secos. 

Yo he aprovechado con lo que tenía en casa y he utilizado un queso de oveja de la tierra. Y también he añadido unos tomates cherry pues le dan un poco mas de cremosidad a la salsa. También se puede añadir unos pimientos del piquillo asados.




Esta salsa no hay que cocinarla y se puede mantener en la nevera al menos 3 o 4 días...aunque a mi me dura poco :)).

Salsa Pesto Rojo

Ingredientes:
  • 75 gr de tomates secos
  • 1 diente de ajo (sin la parte central)
  • 50 gr de queso curado de oveja
  • 8 o 10 tomates cherry 
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 50 gr Nueces (o cualquier fruto seco: piñones, anacardos, avellanas..)
  • Sal

Elaboración:
  1. Los tomates secos los podemos encontrar en aceite o deshidratados. En el segundo caso tendremos que hidratarlos. Para ello los pondremos en agua o en aceite durante unas horas antes de la preparación de la salsa para que se ablanden. Si lo deshidratamos con aceite luego lo usaremos para la propia salsa.
  2. Pondremos todos los ingredientes en un recipiente y batir o triturar. Yo utilizo un accesorio de la batidora que lo tritura muy bien. Una vez hecho podéis rectificar de aceite y añadir más si se queda muy espesa.
  3. Lo envasamos en frascos de cristal y a la nevera si no lo vamos a consumir en el momento.



Utilidades: Esta salsa pesto rojo se suele tomar con cualquier tipo de pasta, pero además lo puedes usar en sandwich, tostas o bocadillos y en ensaladas.


Aquí os dejo dos versiones diferentes de salsa pesto verde:

Feliz semana!

jueves, 17 de septiembre de 2015

Ensalada de garbanzos, espinacas y queso feta


Hoy traigo una ensalada para hacerla en un periquete y comer sano sin tener que dedicar mucho tiempo a la cocina. A mi me encanta cocinar, me relaja y evade de la realidad, pero es cierto que no siempre tenemos tiempo para ello.

Utilizar las legumbres en las ensaladas nos aporta fibra y nutrientes,  a la vez que te sacian y controlas el apetito. Además siempre se puede recurrir a las legumbres en conserva y el tiempo no será una excusa.



Ensalada de garbanzos, espinacas y queso feta 

Ingredientes:
  • 150 gr de garbanzos
  • Espinacas crudas
  • 10-15 Tomates cherry
  • 1 trozo de queso feta
  • Nueces
Para el aliño:
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Limón
  • Tomates secos en aceite
  • Vinagre de modena
  • sal y pimienta
Elaboración:
  1. El día anterior ponemos los garbanzos en remojo
  2. Pondremos a cocer los garbanzos en agua con sal. Yo lo hago en olla express que tarda unos 15 minutos. Una vez hechos los dejamos en un escurridor para que se enfríen.
  3. Preparamos el aliño: picamos los tomates secos en trozos pequeños. Los echamos en un bol, al que añadiremos aceite de oliva, un poco de limón exprimido, vinagre de modena y sal. Mezclamos bien con un tenedor o unas varillas.
  4. En una fuente ponemos una cama de espinacas (previamente las hemos lavado). Sobre ellas echamos los garbanzos, los tomates cherry, el queso feta desmenuzado y las nueces.
  5. Echamos el aliño a la ensalada y lista para comer.
Las cantidades son para dos raciones.


Opciones:
  • Si vas con prisas puedes usar garbanzos cocidos directamente. Pero no te olvides de enjuagarlos bien pues el agua lleva conservantes.
  • El queso feta es un queso bastante fuerte, puedes sustituirlo por otro queso más suave si lo prefieres como el queso mozzarella.


o

jueves, 10 de septiembre de 2015

Canelones de pasta filo con carne, nueces y canela

Inauguramos septiembre con estos canelones con carne especiada. Si no habéis probado la pasta filo os la recomiendo usar, ya sea en dulce o salado, es una masa fina pero muy crujiente y que admite muchos ingredientes. Solamente hay que tener cuidado al manipularla pues es muy delicada y fácil de romperse. Es una pasta que se usa mucho en la cocina griega y en la árabe, especialmente en los repostería.  Es conveniente que el relleno no sea muy húmedo pues esta masa no lo admite y se rompe.





Canelones de pasta filo con carne, nueces y canela

Ingredientes (para 15 canelones):
  • 6 hojas de pasta filo
  • 300 gr de carne picada de ternera ( o pollo, pavo, cerdo...)
  • 2 cucharadas de pasas de corinto
  • 2 cucharadas de nueces
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharada pequeña de canela molida 
  • 1 huevo
  • aceite de oliva 
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • pimienta negra molida
  • perejil
  • pan rallado
  • sal

Elaboración:
  1. Condimentamos primero la carne: en un bol batimos un huevo. Picamos un diente de ajo y lo echamos al huevo batido, junto con perejil y sal. Batimos bien. Añadimos la carne y mezclamos. Echaremos también pan rallado y mezclamos para integrar bien todos los ingredientes. Reservamos.
  2. Ponemos las pasas en agua unos minutos para que se ablanden.
  3. Picamos la cebolla y la zanahoria en trozos muy pequeños. Ponemos a sofreír en una sartén con aceite de oliva. Cuando este bastante hecho (la cebolla ya será transparente) añadimos la carne. Removemos hasta que esté hecha. 
  4. Añadimos ahora la canela, las nueces y las pasas a la carne. Removemos unos 2-3 minutos y rectificamos de sal y pimienta. Dejaremos un rato para que se enfríe la carne.
  5. Precalentamos el horno a 180º (con calor por arriba o por abajo)
  6. Cogemos dos láminas de pasta filo juntas y las cortamos en 6 partes. (la idea es que nos quede como un rectángulo parecido a un canelón) 
  7. En cada parte pondremos una cucharada del relleno en un extremo. Con una brocha echamos mantequilla por el resto (para que se quede bien la forma) y enrollamos para formar el canelón. Los iremos colocando en una bandeja de horno. 
  8. Una vez que tenemos todos los canelones en la bandeja los pincelamos con mantequilla fundida.
  9. Horneamos a 180º durante unos 10 minutos o hasta que los veamos dorados.
  10. Los servimos acompañados de una ensalada verde.

Ahora que ya se terminaron las vacaciones os dejo unas fotos de las mías de este verano. Cuánto echo de menos los días largos en verano y en el campo, todo va despacio, sin las prisas de la ciudad, el canto de los gallos al despertar, el claxon del panadero en su reparto diario, la gente paseando cada noche cuando cae el sol y refresca,  y ese olor a tierra....


recogida tradicional de garbanzos


Feliz semana

lunes, 10 de agosto de 2015

Fajitas de pollo con guacamole

Hago una pausa en las vacaciones y os traigo una receta que se hace en poco tiempo y viene muy bien para las cenas veraniegas.



Empezamos por el guacamole....



Salsa guacamole

Ingredientes:
(raciones para 2-3 personas)

·         1 aguacate maduro
·         1/2 tomate maduro
·         1 diente de ajo
·         1/4 de cebolla dulce o cebolleta
·         Zumo de medio limón o lima
·         Aceite de oliva
·         Sal
·         Cilantro (opcional)

Elaboración:
  1. Lavamos y picamos el tomate, en trozos muy pequeños.
  2. Pelamos y picamos la cebolla y el diente de ajo. También en trozos pequeños.
  3. En un bol o mortero echamos las hortalizas que hemos troceado. Abrimos el aguacate y vaciamos el interior sobre el resto de ingredientes.
  4. Añadimos el zumo de lima o de limón, un poco de aceite de oliva y sal.
  5. Ahora tenemos dos opciones: ir mezclando y aplastando todo con un tenedor o pasar la batidora. A mi me gusta más la primera opción, aunque es un poco mas pesada de hacer.
  6. Rectificamos de sal y de aceite y añadimos cilantro fresco troceado.



Fajitas de pollo


Ingredientes:

·         Tortillas de trigo
·         3 filetes de pollo
·         1 cebolla
·         1 pimiento verde
·         1 pimiento rojo
·         Pimienta molida
·         Semillas de cilantro molido
·         Opcional: Cilantro fresco


Elaboración:
  1. Troceamos la cebolla y el pimiento en trozos pequeños. Lo pondremos en una sartén a fuego medio. Una vez que se ablande un poco subimos el fuego y lo dejamos un par de minutos más. Retiramos y reservamos.
  2.  Troceamos el pollo y lo ponemos a dorar en la sartén a fuego fuerte. Salpimentamos
  3. Una vez hecho el pollo añadiremos las cebolla y pimiento. Removemos un par de minutos.
  4.  Las tortitas las podemos dar un golpe de calor en una sartén, plancha, microondas…
  5.  Ya solo queda la parte más importante: a comer!! Echamos sobre la tortita el pollo con las verduras en la parte central. Añadimos guacamole. Después doblamos la parte izquierda y la derecha. Listo para servir.


Repetir sucesivamente hasta que te quedes sin hambre o sin tortitas J


5.       

Besos y hasta pronto!!!!

martes, 2 de junio de 2015

Brownie de chocolate con cerezas {‪#‎díadeCEREZADELJERTE‬}

Junio.
El verano se va acercando y gracias a eso ya empezamos a tener cerezas en el mercado. Yo he sido muy afortunada pues las he recibido en mi propia casa. Una hermosa caja cortesía de Picota del Jerte. Son auténticas cerezas con DO Cereza del Jerte. Es bonita hasta la caja en la que vienen, se nota cuando se cuidan los detalles.


Las cerezas, además de comerlas solas (que empiezas y no paras) se pueden hacer muchas recetas con ellas. Tengo pensado hacer alguna mermelada o chutney, pero de momento os dejo con este rico Brownie de chocolate con las cerezas.



Brownie de chocolate con cerezas

Ingredientes:
  • 200 gr de chocolate negro para postres
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 75 gr harina
  • 3 huevos 
  • 125 gr de cerezas (sin el hueso)
  • 1 cucharada de levadura de repostería
  • Opcional: Azúcar glass para adornar
Elaboración:
  1. En un bol ponemos la mantequilla y el chocolate troceado y lo fundimos. Puedes hacerlo al baño maría o en el microondas (en este caso hay que hacerlo poco a poco para que no se queme el chocolate)
  2. En otro bol batimos los huevos con el azúcar.
  3. Añadimos el chocolate fundido al bol de los huevos y azúcar. Removemos.
  4. Lavamos las cerezas, les quitamos el hueso y partimos en trozos cada una.
  5. Mezclamos la harina con la levadura. Tamizamos la harina sobre el bol del chocolate.
  6. Por último, añadimos las cerezas troceadas y removemos bien.
  7. Precalentamos el horno a 180º con calor por aariba y por abajo.
  8. Preparamos un molde de horno poniendo papel de horno en él. Echamos la mezcla preparada.
  9. Horneamos durante 20 o 25 minutos. La idea es que se cree una corteza crujiente pero que por dentro no quede muy hecho.

Una vez horneado, es recomendable sacarlo del molde lo antes posible para evitar que con el calor del molde se siga haciendo.
Podemos decorarlo con azúcar glass y acompañarlo con una bola de helado.


Por cierto si a vosotros os pasa como a mi, que tenía un poco de lío entre picotas, cerezas....en este post podéis aclarar estas dudas.

Espero que os haya gustado la recetuela!!

Feliz semana!!

martes, 26 de mayo de 2015

Pollo asado con manzanas y cebollas rojas

Los platos de horno me encantan pues pones todo en una fuente y te olvidas. Además de esta comodidad el resultado es muy bueno. Si no fuera por el tiempo que conlleva (pues horno y prisas son contradictorios) y por el gasto energético que supone, podría cocinar en el horno con mucha frecuencia.

En el pueblo de mis abuelos tenemos una cocina de estas antiguas de hierro y allí hacemos unos asados de estos que te pasas la mañana echando leña y que se hacen despacio. Son los mejores.

Hoy os traigo un plato muy de domingo, para compartir en familia o amigos. Muy sencillo y con un resultado fantástico. Espero que os guste.




 Pollo asado con manzanas y cebollas rojas

Ingredientes:
(Cantidades: 4 personas)

  • 1 pollo troceado (1 kg aprox)
  • 2 manzanas
  • 3  cebollas rojas medianas
  • 1 taza de vino blanco
  • 1 cucharada grande de mostaza
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite oliva
  • 3 Patatas


Elaboración:

  1. Lavamos las manzanas y las patatas con un cepillo pues las asaremos con la piel. Troceamos las patatas y las manzanas en cuartos o en trozos grandes.
  2. Pelamos las cebollas y las troceamos en cuartos.
  3. Salpimentamos el pollo.
  4. En una fuente para horno pondremos los trozos de pollo, las cebollas y las patatas.
  5. En una taza echamos el vino y la cucharada de mostaza. Batimos bien y echamos sobre los ingredientes.
  6. Añadimos un poco de aceite de oliva y un poco de sal.
  7. Lo horneamos a 180º durante unos 50 minutos. Pasados los 50 minutos sacamos la fuente del horno y movemos los trozos de pollo para que se dore por todas partes y añadimos las manzanas. Lo dejamos horneando unos 40 minutos más aproximadamente. Los últimos 10 minutos podemos subir la temperatura del horno y ponerlo en función grill para que se quede más dorado y crujiente.




Los tiempos de horneado son orientativos, depende de cada horno y del punto que le quiera dar cada uno a la carne. En platos de carne o aves a mi me gusta que se haga despacio, es como queda la carne mas tierna y jugosa. Lo comprobarás pues la carne se desprende del hueso con mucha facilidad.





Buen provecho y feliz semana

lunes, 11 de mayo de 2015

Tarta tatin de manzana a mi manera

El origen de la tarta tatin o tarta al revés, parece ser que fue fruto de un error. Y es que de errores se han inventado muchas cosas por cierto! La tarta tatin auténtica se hace con manzanas y la base es de hojaldre o masa quebrada, es maravillosa, pero en este caso yo la he tuneado y he cambiado sus ingredientes pero no la forma de realizarla. 



Lo curioso de este tarta es que en el molde pones en primer lugar la fruta caramelizada con mantequilla y azúcar y encima la masa de hojaldre o masa quebrada. Tras el horneado lo desmoldas dándola la vuelta. El resultado es muy bueno de verdad! Yo he sustituido la masa de hojaldre por masa de bizcocho. Cuando abres el horno la casa se inunda de un olorcito rico, del aroma de la manzana y el caramelo, esta es la magia de la cocina. ¿Te animas a hacerla?




 Tarta tatin de manzana

Ingredientes:
  • 2 manzanas (Golden o cualquier otra que te guste o que tengas en tu cocina)
  • 160 gr de azúcar de caña
  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 120 gr de harina de trigo de repostería
  • 4 gr. de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de un limón
* Ingredientes para un molde redondo de 23 cm.

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180º con calor por arriba y por abajo.

2. En un cazo echamos 120 gr de azúcar y 30 gr de mantequilla junto con una cucharada de agua. Lo ponemos a fuego lento hasta que se funda y se haga caramelo. En ese momento, que la mezcla empieza a oscurecer, lo echaremos a un molde. 


3. Moveremos el molde hasta que el caramelo haya cubierto la totalidad de la base.

4. Pelamos las manzanas y cortamos en gajos. Las vamos colocando sobre el molde. Es importante que queden muy juntos los trozos, aún más que en la foto. 



5. En un cuenco ponemos la mantequilla  y el azúcar restante (50 gr. de mantequilla y 35 de azúcar) . Con unas varillas batimos hasta que se mezclen los ingredientes.

6. Añadimos a la mezcla: los huevos, la harina tamizada, la levadura, la ralladura de limón y la sal. Mezclamos todos estos ingredientes.

7. Incorporamos esta masa de bizcocho al molde de las manzanas.


8. Metemos al horno durante unos 40-45 minutos. Probamos antes de sacarlo : con un cuchillo o aguja pinchamos en el centro y debería salir limpio.

9. Dejamos que enfríe unos minutos. Ponemos sobre el molde un plato o fuente que sea un poco mas grande que el molde utilizado. Lo damos la vuelta (como cuando damos la vuelta a una tortilla). Listo para comer.


Es recomendable comer esta tarta templada y se puede acompañar con una bola de helado de vainilla. Eso ya es demasiado!



Algunas notas y opciones:
  • La tarta tatin original se hace con masa de hojaldre. Puedes sustituir los ingredientes del bizcocho y a partir del paso 5 lo que se hace es poner encima la masa de hojaldre. Recortas los bordes adaptándolos a la medida del molde y al horno. Vamos que es mucho más simple. 
  • Puedes usar otras frutas, como peras, nectarinas, melocotones o plátanos por ejemplo.
  • Otra manera que también queda muy bien es en vez de hacerlo en un molde grande, utilizar los moldes de magdalenas y hacer tartitas individuales.


lunes, 27 de abril de 2015

Ensalada de aguacate y fresas

Me gusta ir a los mercados, en Madrid tenemos muchos, pero algunos han sido renovados y creo que han perdido la esencia del mercado. El otro día visité e hice la compra en el Mercado de Antón Martín, este si que sigue siendo un mercado tradicional, con muchos puestos y con buenos precios. 

Allí compré los ingredientes de esta ensalada. Una de las cosas buenas que tiene este Mercado es que se mezclan las tiendas de toda la vida con otras internacionales. Hay una tienda de quesos y productos italianos, y allí pude comprar burrata, una crema de queso fresco italiano que está de morirse.





Cuando voy a mercados de este tipo me entra un poco de nostalgia, pues a veces los veo muy vacíos, nuestro estilo de vida parece que no favorece que sigan existiendo, al menos en las grandes ciudades. Pero es como ir perdiendo costumbres por este mundo de prisas en el que vivimos. Yo me he puesto como propósito ir una vez por semana. Además da gusto lo bien que te atienden, te asesoran sobre lo que compras...


Ensalada de aguacate y fresas

Ingredientes:
  • 1 aguacate grande
  • 200 gr de fresas o fresón
  • 1 saquito de burrata 
  • 1 puñado de nueces
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico de Modena
  • 1 cucharada grande de miel
  • 1 cucharada pequeña de mostaza de Dyjon
  • Sal
* Cantidades para dos personas

Elaboración:
  1. Lavamos las fresas, las secamos y cortamos el rabito y troceamos.
  2. Pelamos el aguacate y troceamos en un bol o ensaladera.
  3. Añadimos las fresas troceadas.
  4. Desmigamos el queso sobre la ensalada.
  5. Añadimos las nueces.
  6. Preparamos el aliño: batiremos en un recipiente el aceite de oliva con el vinagre, la miel y la mostaza.
  7. Salpimentamos la ensalada y echamos el aliño. Removemos bien y listo!



La burrata no es fácil de conseguir, la puedes sustituir por cualquier queso fresco que te guste: mozzarella, feta...


Mercado de Antón Martín
Calle Santa Isabel, 5 (Madrid)


lunes, 20 de abril de 2015

Magdalenas con chocolate blanco y mermelada de arándanos

Muchas teorías o filosofías orientales nos hablan de vivir el "aquí y el ahora", es decir, no estar pensando en el pasado ni preocupados por el futuro, sino viviendo el momento presente. Pues algo así se consigue con estas magdalenas, que cuando las sacas del horno te las quieres comer de un plumazo y no dejar nada para más tarde ni para nadie más :)).




Para hacer las magdalenas he seguido los mismos pasos que en estas magdalenas tradicionales y os aseguro que salen muy bien, con su copete y esponjosas.
Antes de empezar con la suculenta receta podemos preparar los siguientes utensilios para realizarla, qué cómo veis son muy pocos:
  • 2 boles o recipientes 
  • Varillas (si tienes varillas eléctricas mejora mucho)
  • Moldes para magdalenas de papel y/o silicona

Yo siempre recomiendo usar los moldes de silicona, unas flaneras metálicas o los moldes que venden para magdalenas o cupcakes. Pones el molde de papel dentro de cualquiera de estas tres opciones. Así se queda la forma mejor y no se desparraman en el horneado.




Magdalenas con chocolate blanco
 y  mermelada de arándanos


Ingredientes (Para 18 magdalenas aprox):
  • 210 gr. de harina de repostería
  • 150 gr de azúcar
  • 190 gr de aceite de girasol
  • 60 gr de leche
  • 3 huevos camperos
  • 10 gr de levadura para repostería
  • 1 pellizco de sal
  • 100 gr de chocolate blanco en pepitas o troceado
  • 18 cucharadas pequeñas de mermelada de arándanos (una por cada magdalena)

Elaboración:

  1. En un bol batimos los huevos con el azúcar. Lo haremos durante 10 minutos, la masa irá blanqueando y cogiendo volumen y cremosidad. 
  2. Añadiremos después los líquidos: el aceite de girasol y la leche. Lo batimos.
  3. Mezclamos por otro lado la harina con la levadura.
  4. Vamos tamizando la harina sobre el  primer bol. Añadimos también la sal. Vamos removiendo hasta tener todos los ingredientes mezclados.
  5. Ahora dejaremos esta masa en la nevera desde 2 horas hasta 24 horas antes de hornear. Esto hará que la magdalena tenga "copete", es decir, que suba bastante durante el horneado. Yo las tuve toda una noche.
  6. Cuando ya nos dispongamos a hornear las magdalenas precalentamos el horno a 200º, con calor por arriba y por abajo.
  7. Sacamos el recipiente de la nevera y añadimos el chocolate blanco troceado o en gotas o perlas si lo tenéis así. Lo mezclamos.
  8. Rellenamos los moldes de las magdalenas. Llenamos cada molde unas 3/4 de su capacidad. Por encima de cada magdalena pondremos una cucharada de mermelada de arándanos. Y removemos un poco nada más.
  9. Bajamos la temperatura del horno a 180º y metemos las magdalenas al horno durante unos 16 minutos. Es importante no abrir el horno durante el proceso para que no se rompa la magdalena y se hornee bien por dentro.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...