Salsa casera de tomates asados

jueves, febrero 06, 2014

El otro día leía sobre estar conectado con uno mismo, con sentir qué lo que haces es lo qué quieres. En mi caso con esfuerzo he dejado atrás cosas que me alejaban de lo qué quería y de lo qué me hace vibrar. No es un camino fácil, pero si posible, sobre todo cuando lo haces con el corazón. 

Por ello, aspiro a seguir haciéndolo y para eso se que tengo que cambiar cosas, la vida es eso, un aprendizaje y poco a poco ir consiguiendo no una meta, pues eso es el final, sino vivir como quieres a diario. Cada día lucho por hacer las cosas que me gustan, entre ellas este blog, para mi es una vía de escape y una ventana a la creatividad. Así que os invito a que hagáis lo mismo, sobre todo a disfrutar con las pequeñas cosas, "menos es más".




Bueno y después de esta charleta......a lo que íbamos: hoy os traigo una salsa de tomate que me rondaba por la cabeza desde hacía tiempo. Siempre hago la salsa de tomate casera, pero esta vez he cambiado el proceso habitual asando los tomates. Y el resultado me ha gustado, creo que va a ser uno de los clásicos y "fondos de nevera" de casa. Espero que os guste!!

Salsa de tomates asados

Ingredientes:
  • 1,5 Kg de tomates pera o en rama.
  • 1 cebolla de tamaño mediano
  • 1/2 pimiento rojo
  • Orégano, sal y aceite de oliva

Elaboración:
  1. Lavamos bien los tomates, el pimiento y pelamos la cebolla.
  2. En una bandeja de horno pondremos los tomates enteros, la cebolla troceada en cuatro partes y el pimiento rojo troceado. 
  3. Echaremos sal al conjunto, orégano y aceite de oliva. Lo removemos y al horno.

4. Lo hornearemos durante una hora y cuarto a 180º (con calor por arriba y por abajo)


5. Pasado el tiempo de horneado sacamos la fuente del horno y lo dejamos enfriar un par de horas como mínimo.

6. Tras este tiempo podremos pelar muy fácilmente los tomates, pues la piel sale sola.

7. Trituramos todo y lo metemos en tarros de cristal.


Con estas cantidades me han salido tres botes de tomate. Yo normalmente lo que hago es congelarlos y voy sacando según necesito.






Esta salsa es de usos múltiples y variados, como cualquier salsa de tomate...Para el típico día que vas con prisa y te haces un poco de pasta y listo. Para la pizza o para su uso en carnes o guisos.

¡¡¡Espero que os guste si probáis!!!

Ana

También te puede gustar

13 comentarios

Seguidores

Subscribe