domingo, 25 de mayo de 2014

Pasta con setas shiitake

Las setas shiitake son un tipo de setas originarias de Asia. Tienen muchas propiedades beneficiosas para el organismo como el fortalecimiento de nuestras sistema inmunológico y efectos antioxidantes, contienen mucha fibra y son bajas en calorías (aquí podéis ver más información sobre ellas). Puedes encontrarlas frescas o secas.

Con ellas se pueden hacer multitud de platos, desde tomarlas solas, sin más que saltearlas. También puedes cocinarlas para un plato de pasta o arroz, en revuelto, como acompañamiento a platos de carne y para elaborar recetas orientales. Para mi han sido un descubrimiento, son muy sabrosas. Yo he elegido con pasta, aprovechando una pasta que me han traído directamente de Venecia que lleva achicoria roja (por cierto, gracias Giovanna!!).



Pasta con setas shiitake

Comensales: 2
Tiempo de elaboración: 30-40 minutos

Ingredientes:
  • 250 gr de pasta "al radicchio rosso" (vale cualquier tipo de pasta)
  • 150 gr setas shiitake frescas
  • 1/2 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharada pequeña albahaca
  • 1/2 cucharada pequeña orégano
  • Aceite de oliva y sal

Elaboración:
  1. Ponemos una cazuela al fuego con agua y sal. Una vez que entre en ebullición echaremos la pasta y dejamos el tiempo que nos marque el fabricante. Hay quien prefiere ir probando, pero seguir las indicaciones del tiempo como orientación.
  2. Limpiamos las setas shiitake, las quitamos el tronco y las troceamos.
  3. Troceamos los dientes de ajo y la cebolla. Y los tomates los rallamos.
  4. Ponemos una sartén al fuego  con aceite de oliva y echamos los dientes de ajo. Antes de que se empiecen a dorar echamos la cebolla troceada. Dejamos a fuego bajo unos 5 minutos. 
  5. Añadimos ahora a la sartén las setas troceadas y dejamos a fuego medio unos 10 minutos.
  6. Una vez que se han hecho las setas añadimos el tomate rallado, el orégano y la albahaca. Salamos. Lo tendremos al fuego 5 minutos aproximadamente.
  7. La pasta una vez cocida la escurrimos. (Dicen que no echar agua fría en este paso, clave para que salga bien)
  8. Servimos la pasta con la salsa por encima.
  9. Por último, espolvorear queso parmesano.



Para la receta me inspiré en www.macrobioticamediterranea.es. Interesante la alimentación macrobiótica, ¿la conocéis? tengo que investigarla pero por lo poco que he leído tiene principios con bastante sentido común. Aunque yo soy partidaria de comer sano pero a mi manera, sin obsesiones.

lunes, 19 de mayo de 2014

Ensalada templada de salmón y patata

Mucha gente me pregunta que si soy vegetariana, porque la mayoría de las recetas del blog no llevan carne ni pescado. Pero no, no lo soy, aunque es verdad que he moderado mucho el consumo de carne y pescado, sobre todo de carne. Una cuestión ética, pues creo que durante unos años se ha consumido demasiado. Recuerdo en casa de mis padres comer todos los días o carne o pescado. Ahora mismo, tampoco es que lleve la cuenta o lo evite, pero puedo comer carne/pescado una o dos veces a la semana. Realmente me ha salido de una manera natural y me siento mejor. Me gustaría seguir el lema de "come la mitad, camina el doble y ríe el triple" :)).



Vamos con la receta que la encontré en un libro que compre en el Vips hace unos cuantos años. Se llama "Delicias en bol" de la Editorial Óptima. Son de esos chollos que encuentras en el Vips y que además tiene unas recetas muy buenas. Esta en concreto tenía muchas ganas de hacerla, espero que a vosotros os guste también.


Ensalada templada de salmón y patatas

Comensales: 2
Tiempo de elaboración: 35-40 minutos

Ingredientes:
  • 250 gr de salmón (en filetes)
  • 250 gr de patatas
  Para la salsa:
  • 2 cucharadas de crema agria (como no tenía use queso philadelfia y la dejé fuera de la nevera un rato antes para hacer la crema mas fácilmente)
  • 3 cucharadas de mayonesa ( si es casera mejor que mejor)
  • 1 cucharada pequeña de zumo de limón
  • 1 cucharada pequeña de mostaza de Dijon
  • 1 cucharada pequeña de Eneldo (preferiblemente fresco)
  • 1/4 de cebolla roja
  • 1 cucharada pequeña de crema de rábano picante (Esto no lo puse pues no lo he encontrado)

Elaboración:
  1. Lavamos las patatas. Ponemos una cazuela con agua al fuego y echamos las patatas sin pelar. Tras 20-25 minutos estarán cocidas. Aunque dependerá del tamaño de las patatas. Se pincha con un tenedor o cuchillo y si está blandita se quita del fuego.
  2. Sacamos las patatas del agua y las dejamos que se enfríen un poco para poder pelarlas.
  3. En un bol echaremos las patatas peladas y troceadas, la cebolla picada muy pequeña y el eneldo. Lo salamos.
  4. Preparamos la salsa: mezclamos la mayonesa, la crema agria, la mostaza y el zumo de limón.
  5. Echamos el aliño sobre las patatas. Removemos bien.
  6. Troceamos el salmón en tiras finas y salpimentamos.


  7.   En una sartén a fuego fuerte ponemos a hacer el salmón. En mi caso al ser filetes no muy gruesos en un par de minutos por cada lado estaba hecho.

   8.  Retiramos el salmón del fuego y lo echamos sobre las patatas.



Opcional: Poner la crema de rábano picante, de hecho yo no la puse...tengo que encontrarla ¿alguna sugerencia? Y la cebolla picada la puedes excluir si no te gusta el sabor de la cebolla cruda.

En cuanto a la salsa puedes cambiar las proporciones a tu gusto, en la cocina no hay reglas (bueno algunas si :) ) pero lo mejor es ir probando y hacerlo a tu gusto.




Buen provecho y feliz semana

lunes, 5 de mayo de 2014

Pollo escabechado

El escabeche es una técnica culinaria consistente en macerar o marinar un alimento con aceite, vinagre y especias. Esta técnica nos permite conservar durante más tiempo pescado o algunos tipos de carne, además de dar un sabor diferente y muy bueno al producto.


Al hacer esta receta ha venido a mi memoria una amiga de mi madre, Ángeles, una mujer andaluza muy humilde, fue analfabeta hasta que se jubiló, parece mentira cómo se puede vivir en una ciudad sin saber leer y escribir. De hecho me contaba anécdotas sobre como sabía en que parada de metro bajarse, y lo que hacía era contar garbanzos y sabía así cuando se tenía que bajar. Pero por lo que me he acordado es porque como buena andaluza en la cocina hacía unas cuantas cosas mejor que nadie y siempre quedarán en mi memoria. Ella veraneaba con mi familia y ayudaba a mi madre en la cocina. Una de las cosas que hacía era el gazpacho, a cada uno nos sale de una manera,  a ella le salía espectacular. Otra era como aliñaba las ensaladas.  Y la tercera es como hacía el chicharro en escabeche. Esta receta se la dedico a ella, por la alegría que me transmitía a pesar de la dureza con la que le trató la vida.

Pues he utilizado esta técnica para hacer pollo en escabeche que hacía mucho que no lo cocinaba de esta manera. Y está rico rico!

Pechugas de pollo en escabeche

Ingredientes
  • 1 pechuga de pollo (2 mitades)
  • 1 cebolla grande
  • 2 zanahorias
  • 1 cucharada de pimienta negra en grano
  • 2 hojas de laurel
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 vaso de vinagre de jerez
  • 6 dientes de ajo
  • Sal
  • 1 rama de tomillo
Elaboración:
  1. En la olla o cazuela donde vayamos a hacer el guiso ponemos un chorro de aceite de oliva y doramos las pechugas enteras por todos los lados. Una vez doradas las retiramos y dejamos en un plato.
  2. En la misma olla echaremos la cebolla cortada en aros y la zanahoria también troceada. Lo dejamos sofriendo a fuego medio unos minutos, hasta que la cebolla se va viendo transparente.
  3. Añadimos los dientes de ajo enteros, la pimienta negra, el laurel y el tomillo. Removemos un par de minutos.
  4. Añadimos ahora la pechugas de pollo.
  5. Vertemos el aceite de oliva y el vinagre y salamos. Si hacéis más cantidad recordar que la proporción es poner la mitad de vinagre que de aceite.
  6. Cerramos la olla y lo dejamos al fuego durante 25 minutos. (El tiempo cambiará dependiendo de la olla que uséis, en mi caso como es olla express es el tiempo que necesita).
  7. Una vez pasado ese tiempo solamente hay que cortar las pechugas en filetes. 

Este plato sabe mejor si lo dejas para el día siguiente, los sabores se asientan y se aprecian mejor.
Se puede tomar caliente o a temperatura ambiente. Otra opción es añadir el pollo desmenuzado a una ensalada o como relleno de un sandwich o "bocata".



Qué tengáis buena semana!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...