miércoles, 23 de diciembre de 2015

Ensalada de quinoa con remolacha, granada y pistachos

El otro día leía esta frase "Uno vuelve siempre a los sitios donde amó la vida" y creo que todos tenemos ciertos vínculos fuertes con el pasado, ya sea personas, lugares....Hace unos días he tenido la suerte de reencontrarme con compañeros de la infancia. Hacía más de 20 años que no veía a muchos, casi nada!, y ha sido increíble pues parecía que nos habíamos visto el día anterior. Yo creo que existe ese vínculo especial con ciertas personas que hace que pase esto. Supongo que para todos los que nos reunimos, esos años de infancia y adolescencia fueron años felices y volver a vernos era revivir esos años de alguna manera. Lo bueno de todo, es que a partir de ahora nos vamos a ver más, ya no pasaran tantos años...Ha sido increíble el reencuentro!

Vamos ahora con una receta que puede acompañar a las cenas y comidas navideñas. Y apta para vegetarianos!




Ensalada de quinoa con remolacha, granada y pistachos


Ingredientes:
  • 100 gr. de quinoa (*)
  • 2 remolachas cocidas
  • Media granada
  • Unas hojas de espinacas frescas
  • 50 gr de queso de cabra
  • Pistachos (un puñado)
  • 1 cucharada pequeña de semillas de sésamo (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra, vinagre de modena y sal

Elaboración:
  1. Ponemos agua en una cazo a hervir. Debe ser el doble de cantidad que la quinoa. Cuando rompa a hervir añadimos la quinoa que estará lista en 12-15 minutos. (Mirar siempre las instrucciones del envase). Si ha sobrado agua lo colamos y dejamos enfriar.
  2. Cocemos las remolachas y las pelamos y troceamos. (Puedes usar remolachas ya cocidas pero la diferencia se nota, y ahora estamos en temporada de remolachas)
  3. Sacamos los granos de media granada y reservamos en un cuenco.
  4. Pelamos los pistachos. Reservamos
  5. Lavamos unas hojas de espinacas y secamos bien.
  6. Para el montaje de la ensalada: En una ensaladera o bandeja ponemos una cama de espinacas. Sobre ella pondremos la quinoa. Añadimos la remolacha, granada y el queso de cabra troceado.
  7. Añadimos el aliño.
  8. Echamos unas semillas de sésamo y los pistachos.

(*) La quinoa es un pseudocereal que proviene de Perú principalmente. Es muy conocida por contener muchos minerales, proteínas y aminoácidos. Se compra en herbolarios y tiendas de productos ecológicos.


Las cantidades son para dos personas, pero depende de si lo tomas de plato único o es un acompañamiento a otro plato. Tampoco hay que seguir al pie de la letra, cada uno conoce sus gustos, y puede poner más cantidad o menos de cada ingrediente.


Aquí podéis ver otro plato con quinoa, también en formato de ensalada pero templada, con tomates confitados y ventresca de atún.


Qué paséis buenas fiestas, rodeados de amor, amigos, familia...
a por el 2016 y sobre todo ser felices!

viernes, 11 de diciembre de 2015

Mermelada de calabaza y Jengibre

El jengibre es una planta muy usada en la cocina asiática y que se ha ido introduciendo en la cocina occidental. Yo utilizo mucho jengibre en polvo para los bizcochos. En invierno esta planta es una aliada para evitar o aliviar los resfriados. Un truco que yo utilizo: en un tarro de cristal mezclo miel, rodajas de limón y rodajas de jengibre. Y añado esta mezcla a las infusiones...es una maravilla!



En el blog hay unas cuántas recetas de mermeladas y si os fijáis la cantidad de azúcar que uso comparado con cualquier mermelada que compréis es mucho menor. No se porqué abusan tanto del azúcar, además al hacerlo en casa puedes usar, como hago yo, azúcar moreno ecológico.

Mermelada de calabaza y jengibre

Ingredientes:
  • 500 gr de calabaza
  • 150 gr azúcar moreno
  • Zumo de medio limón
  • Jengibre fresco rallado ( media cucharada)
Elaboración:
  1. Troceamos la calabaza.
  2. En un recipiente (puede ser la misma cazuela donde luego preparemos la mermelada) ponemos la calabaza, con el azúcar, jengibre y zumo de limón. Lo removemos y dejamos reposar al menos dos horas.
  3. Pasado ese tiempo lo ponemos a fuego medio durante unos 45 minutos (o cuando veamos que la calabaza está blandita y se va evaporando el liquido). Es importante estar pendiente y remover de vez en cuando.
  4. Trituramos y metemos en botes de cristal. (Es mejor no dejar que se enfríe pues luego la consistencia que coge la mermelada al enfriarse hace que sea más difícil meterla en tarros)


Pues un buen café y un buen pan junto con esta mermelada de calabaza y tenemos un desayuno rico rico.


Aquí os dejo algunas recetas de otras mermeladas:



Buen fin de semana!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...