miércoles, 25 de febrero de 2015

Lasaña de carne y calabacín

Vuelvo de nuevo con un plato de cocina italiana. La lasaña clásica de carne siempre me ha resultado un poco pesada y por eso suelo poner algo de verdura para que sea más digestiva. En este caso he puesto calabacín, otras veces utilizo berenjenas o espinacas. Es un plato que da trabajo pero luego merece la pena.

Vamos con la receta...



Lasaña de carne y calabacín

Ingredientes:
  • 18 láminas de lasaña
  • 450 gr carne picada de ternera 
  • 1 vaso de salsa de tomate (si es casera mejor, aquí tenéis una receta)
  • 1 calabacín
  • 12 lonchas de queso havarti
Para la salsa bechamel:
  • 1/2 litro de leche (a temperatura ambiente)
  • 30 gr de harina
  • 30 gr de mantequilla
  • 1 pizca de nuez moscada

Elaboración:

  1. Pelamos el calabacín y lo cortamos en rodajas. Ponemos una sartén al fuego con una pizca de aceite y doramos un poco el calabacín. Una vez hecho lo dejamos en un plato.
  2. En la misma sartén haremos la carne picada (La carne yo la suelo arreglar antes con huevo, ajo, perejil y pan rallado). Cuando lleva unos minutos y se va dorando añadiremos la salsa de tomate. (si es casera mejor).
  3. Las láminas de pasta hay que prepararlas. Yo uso de las precocidas que nada mas hay que sumergirlas en agua caliente durante 10 minutos. Si no son precocidas hay que cocerlas como habitualmente y con los tiempos que nos marque el fabricante. Una vez listas las pondremos en un paño limpio para que se sequen por ambas caras.
  4. Ahora preparamos la salsa bechamel: En una sartén a fuego medio echamos la mantequilla. Cuando se empieza a derretir echamos la harina y damos vueltas continuamente para que se fundan ambos ingredientes. Una vez que ya no se ve el color blanco de la harina es el momento de empezar a añadir leche. Y continuamente estaremos dando vueltas y añadiendo leche hasta llegar al punto de espesor que le queramos dar a la bechamel (cuánta más leche más líquida será la salsa) Para una lasaña no hace falta que la bechamel quede muy espesa. Salamos y echamos nuez moscada molida.
  5. Precalentamos el horno a 200º (con calor por arriba y abajo)
  6. Montaje de la lasaña: En el recipiente que usemos ponemos una capa de bechamel. Después ponemos las láminas de pasta. Sobre ellas echamos una capa de carne picada y otra de calabacín. Encima pondremos queso havarti. Ahora pondremos de nuevo laminas de pasta y haremos más capas de la misma manera hasta terminar con unas láminas de pasta arriba. Sobre ella echamos la salsa bechamel y queso rallado.
  7. Hornearemos durante unos 35 minutos a 200º. 




Aquí os dejo un enlace a otra lasaña pero solo de verduras.

Besos y buena semana!!!

7 comentarios:

  1. Una lasaña siempre apetece y con la combinación de verduras que mas nos guste, un platazo de los de toda la vida, de 10, menuda pinta que tiene ;-)
    Besos y feliz miércoles.
    Nieves

    ResponderEliminar
  2. Somos fanáticos de la cocina italiana asi que la lasagna es bien recibida en casa. Ahora, como estamos sin comer harinas, reemplazo las hojas de lasagna directamente por berenjenas o zucchinis cortados en láminas. Queda riquísimo!

    ResponderEliminar
  3. Que ricaaaa
    Seguro que mi madre me deja prepararla!!
    Por que como tiene calabacin...
    Un besazo y madre mía que ganas de probarla!!

    ResponderEliminar
  4. Riquisima, el calabacin le da una jugosidad a la lasaña que estoy segura volo, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  5. Me has recordado que llevo demasiado tiempo sin tomar una lasaña! No te digo ya sin cocinarla... no tengo excusa, con lo buena que está! Y así con calabacín además tiene que ser super jugosa!

    ResponderEliminar
  6. Tiene que estar deliciosa, el calabacín me encanta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Ana! No me lo puedo creer. Hace unas semanas hice una lasaña con carne, calabacín y setas, todo ello para aprovechar algún trozo de calabacín que merecía darle uso antes de que pasara a otra vida menos provechosa, y no veas lo que me gustó. Le aporta mucha jugosidad a la carne. Y si empleas láminas de lasaña de pasta fresca, ¡ni te cuento! Y no es que las hiciera yo, que no me da la vida para tanto. Ya las venden, y gana muchísimo. ¡Te las recomiendo!

    Besos!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme un comentario y por dedicarme tu tiempo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...