lunes, 20 de abril de 2015

Magdalenas con chocolate blanco y mermelada de arándanos

Muchas teorías o filosofías orientales nos hablan de vivir el "aquí y el ahora", es decir, no estar pensando en el pasado ni preocupados por el futuro, sino viviendo el momento presente. Pues algo así se consigue con estas magdalenas, que cuando las sacas del horno te las quieres comer de un plumazo y no dejar nada para más tarde ni para nadie más :)).




Para hacer las magdalenas he seguido los mismos pasos que en estas magdalenas tradicionales y os aseguro que salen muy bien, con su copete y esponjosas.
Antes de empezar con la suculenta receta podemos preparar los siguientes utensilios para realizarla, qué cómo veis son muy pocos:
  • 2 boles o recipientes 
  • Varillas (si tienes varillas eléctricas mejora mucho)
  • Moldes para magdalenas de papel y/o silicona

Yo siempre recomiendo usar los moldes de silicona, unas flaneras metálicas o los moldes que venden para magdalenas o cupcakes. Pones el molde de papel dentro de cualquiera de estas tres opciones. Así se queda la forma mejor y no se desparraman en el horneado.




Magdalenas con chocolate blanco
 y  mermelada de arándanos


Ingredientes (Para 18 magdalenas aprox):
  • 210 gr. de harina de repostería
  • 150 gr de azúcar
  • 190 gr de aceite de girasol
  • 60 gr de leche
  • 3 huevos camperos
  • 10 gr de levadura para repostería
  • 1 pellizco de sal
  • 100 gr de chocolate blanco en pepitas o troceado
  • 18 cucharadas pequeñas de mermelada de arándanos (una por cada magdalena)

Elaboración:

  1. En un bol batimos los huevos con el azúcar. Lo haremos durante 10 minutos, la masa irá blanqueando y cogiendo volumen y cremosidad. 
  2. Añadiremos después los líquidos: el aceite de girasol y la leche. Lo batimos.
  3. Mezclamos por otro lado la harina con la levadura.
  4. Vamos tamizando la harina sobre el  primer bol. Añadimos también la sal. Vamos removiendo hasta tener todos los ingredientes mezclados.
  5. Ahora dejaremos esta masa en la nevera desde 2 horas hasta 24 horas antes de hornear. Esto hará que la magdalena tenga "copete", es decir, que suba bastante durante el horneado. Yo las tuve toda una noche.
  6. Cuando ya nos dispongamos a hornear las magdalenas precalentamos el horno a 200º, con calor por arriba y por abajo.
  7. Sacamos el recipiente de la nevera y añadimos el chocolate blanco troceado o en gotas o perlas si lo tenéis así. Lo mezclamos.
  8. Rellenamos los moldes de las magdalenas. Llenamos cada molde unas 3/4 de su capacidad. Por encima de cada magdalena pondremos una cucharada de mermelada de arándanos. Y removemos un poco nada más.
  9. Bajamos la temperatura del horno a 180º y metemos las magdalenas al horno durante unos 16 minutos. Es importante no abrir el horno durante el proceso para que no se rompa la magdalena y se hornee bien por dentro.

2 comentarios:

  1. Buenos días Ana! Qué bien, magdalenas, con lo que me gustan!! Qué bonitas y apetecibles te han quedado! Las haré para los niños seguro. También he mirado tu receta de magdalenas tradicionales, y me han encantado las que has hecho con azúcar por encima, con su copete, como las de toda la vida. Muchas gracias por las dos recetas, y que tengas una semana estupenda. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Fernanda! Es verdad que la receta tradicional con su azúcar tostado por encima están buenísimas! Ya me dirás si pruebas las recetas, yo ya las hago así siempre!
      Muchos besos y buena semana para ti también!

      Eliminar

Gracias por dejarme un comentario y por dedicarme tu tiempo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...